Elecciones 2017

El justicialismo y Cambiemos se repartieron los departamentos

Los dos partidos ganaron en 9 departamentos cada uno, mientras que el Frente Progresista apenas conquistó uno. Fuerte división territorial.

Martes 15 de Agosto de 2017

El análisis de la elección a diputado nacional dividido por departamentos de la provincia de Santa Fe arroja un empate casi perfecto entre el Frente Justicialista y Cambiemos, que se repartieron 9 departamentos cada uno. Sólo en San Cristobal ganó el oficialismo (el Frente Progresista), lo que también ratifica la pésima votación de los candidatos cuya lista encabezó el actual ministro de la Producción Luis Contigiani.

Como pasó en la elección presidencial de 2015, el reparto geográfico de los votos entre el justicialismo y Cambiemos marca las diferencias entre el oeste agrícola y el este más industrializado del territorio provincial: fue así que en los departamentos linderos con Córdoba del centro sur (Castellanos, San Martín, Belgrano, Caseros y General López) el partido del presidente Mauricio Macri ganó de manera clara.

En cambio, aquellos territorios con mayor recorrido industrial como los del sureste provincial (San Lorenzo, Rosario y Constitución) o con mayores problemas socioeconómicos históricos como los del norte y noreste (Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Javier y Garay) ratificaron su fidelidad al Frente Justicialista.

En el departamento La Capital Cambiemos se impuso con claridad ante el justicialismo con el 33,4 por ciento de los sufragios, casi siete puntos más que su inmediato competidor y 20 puntos por arriba del oficialismo, que sintió en carne propia la deserción de buena parte de su tropa radical hacia las filas que comanda Macri a nivel nacional.

En el departamento Rosario, en cambio, el triunfo fue para el Frente Justicialista, también de forma clara. El peronismo en conjunto sacó nueve puntos más que Cambiemos y 23 puntos más que el Frente Progresista, que quedó aniquilado en una zona marcada por Rosario, lugar de nacimiento y consolidación del proyecto socialista. En San Lorenzo, lugar neurálgico de la industria provincial, el justicialismo arrasó con el 35 por ciento de los sufragios, 14 puntos por encima de Cambiemos y cinco veces más que el oficialismo provincial, que terminó con un flaquísimo 7,5 por ciento. En Constitución, el taco de la bota, también ganó el justicialismo pero con un márgen más estrecho respecto a Cambiemos, con un 29,9 por ciento contra 24,9.


santafevotos.jpg

Campo amarillo

En Castellanos, departamento donde se ubica la ciudad de Rafaela y conocido por su producción lechera, Cambiemos arrasó para alcanzar el 37,8 por ciento de los votos, la mayor cantidad de adhesiones porcentuales para esa alianza política en toda la provincia. La ola amarilla también se sintió con fuerza en departamentos como Las Colonias, San Martín y Belgrano, todos territorios donde se ubicó cómodo por encima del 30 por ciento de los sufragios, ratificando que los votantes de la zona núcleo agrícola siguen brindando su apoyo a un gobierno con el que se sienten cómodos a pesar de que casi no tocó las retenciones a la soja, el gran reclamo económico del sector. Sin embargo, los mimos discursivos de Macri y el abandono de la idea de que "el campo" como sujeto productivo es un enemigo de la patria (una idea que agitaba Cristina Fernández) calaron en el ánimo del país chacarero, que sí vio con alivio la eliminación de las retenciones a otros cultivos como el maíz y el trigo.


Debacle socialista

El Frente Progresista sufrió una impresionante retirada de votos en todo el territorio provincial de dos años a esta parte, ya que sólo ganó en San Cristobal sobre Cambiemos con una diferencia exigua de apenas 3 décimas (24,8 contra 24,5), en un cuasi empate en tercios ya que el justicialismo obtuvo el 23,4 por ciento del apoyo popular. Hace apenas dos años, en la primaria legislativa de abril 2015, el Frente Progresista había obtenido 712.635 votos en toda la provincia, un número que el pasado domingo se derrumbó a la velocidad de la luz para aterrizar en 215.863. Todo lo contrario pasó con el justicialismo, que trepó de 345.636 votos hace dos años a 502.932 hace dos días. Cambiemos obtuvo 489.537 sufragios este año versus 211.631 de dos años atrás.


Interna peronista

La victoria del candidato kirchnerista Agustín Rossi sobre la ex jueza Alejandra Rodenas, enrolada al justicialismo más tradicional, se cimentó sobre todo en los departamentos del sur provincial, donde superó a su contrincante de manera clara. Unidad Ciudadana sacó el 65,7 por ciento de los votos en la interna peronista en Constitución, el 64,2 en Rosario y el 64,7 en Garay, mientras que en San Lorenzo hubo un virtual empate, aunque Rossi se impuso con un 49,9 contra 47,7 de Rodenas. En cambio la ex jueza se hizo fuerte en el extremo norte provincial. En 9 de Julio y en Vera Nuevo Espacio Santafesino sacó el 52%.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario