Política

El juez Rafecas concedió la apelación del fiscal Pollicita: ahora define la Cámara Federal

El magistrado que desestimó las acusaciones del titular de la UFI-AMIA contra la Presidente y algunos de sus colaboradores hizo lugar al pedido del fiscal, quien calificó de "prematuro" su fallo 

Miércoles 04 de Marzo de 2015

El fiscal federal Gerardo Pollicita apeló hoy el fallo del juez Daniel Rafecas que había  desestimado la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA contra la  presidenta Cristina Kirchner.
 
Pollicita aseguró que es “prematuro” y “precipitado” haber rechazado la denuncia del fallecido fiscal de la causa  AMIA y pidió que se cite como testigo al exjefe de Interpol  Ronald Noble, ante la sospecha de que sí hubo intención de  dejar sin efecto las circulares rojas con los pedidos de  captura internacional a los iraníes sospechados de volar la  AMIA.
 
“Estoy convencido de que, en beneficio de los que aparecen  mencionados en la denuncia del 14 de enero de 2015 y de los que  bregan por justicia hace dos décadas, corresponde investigar la  existencia de los hechos y sus antecedentes con el fin  mencionado”, sostuvo Pollicita.
 
El recurso de apelación fue aceptado de inmediato por  Rafecas “sin hacer consideraciones”, por lo que será ahora el  fiscal de Cámara, Germán Moldes, quien evalúe si sostiene el  planteo: luego la Cámara Federal, sin plazos establecidos,  resolverá si se le da curso a la denuncia iniciada por Nisman,  informaron fuentes judiciales.
 
La semana pasada, el juez Rafecas había rechazado la  denuncia que Nisman había presentado cuatro días antes de morir sobre un supuesto plan orquestado por la Presidenta y el  canciller Héctor Timerman a través del Memorándum de  Entendimiento para desvincular a los exfuncionarios iraníes sospechados el atentado a la AMIA, a cambio de retomar el  intercambio comercial con ese país.
 
Sin embargo, Pollicita consideró en su presentación ante  Rafecas que “aún deben practicarse ciertas diligencias”  respecto a las circulares rojas libradas por Interpol y que  según Nisman se intentaron dejar sin efecto.
 
“Puede sostenerse que la ´ayuda´ que se denuncia habría consistido en la creación de una Comisión de la Verdad y en su ratificación en sede legislativa, en razón de su afectación directa sobre la jurisdicción del juez argentino y la actuación del representante del Ministerio Público Fiscal”, sostuvo  Pollicita.
 
El fiscal replicó además el argumento de Rafecas respecto de  que el Memorándum nunca entró en vigencia, al considerar que  “la circunstancia de que no se haya cumplido el objetivo que se  habría perseguido a través del acuerdo no le impidió a Nisman  afirmar que la ayuda, como aporte material, había sido prestada  con la suscripción y ratificación de un instrumento  internacional que importaba quitarle la jurisdicción al juez de  la causa”.
 
Pollicita consideró que existen “dos posturas extremas”  entre lo que denunció Nisman y lo que resolvió Rafecas, lo que  “exige la apertura de una investigación para arrojar luz sobre  lo verdaderamente ocurrido en relación a los hechos”.
 
“Lo central en el asunto no es el hecho de que el acuerdo no  entró en vigencia sino, en cambio, qué tipo de finalidad guió  la creación de la Comisión”, agregó.
 
Pollicita señaló además que no desconoce “la relevancia” de  lo manifestado por Noble respecto de que el Gobierno siempre se  mostró interesado porque fuesen mantenidas las alertas rojas  con los pedidos de captura de los iraníes, aunque advirtió que  “lo cierto es que ello no fue adecuadamente corroborado por el  magistrado interviniente, quien debió indefectiblemente  escuchar en declaración testimonial”.
 
“Otra cuestión controversial resulta el medio que utiliza el juez a quo para tener por confirmada la carta que presuntamente recibió en su correo electrónico el canciller y con la cual entiende desvirtuada la ayuda que se habría prestado a los acusados iraníes”, añadió.
El fiscal se refirió también a la clausula séptima del Memorándum con Irán, que disponía que una vez firmado el  acuerdo ambos gobiernos, el argentino y el iraní, debían  comunicarlo a Interpol.
 
“Resultaría conducente profundizar la pesquisa con miras a obtener un conocimiento acabado sobre la motivación que llevó a las partes a introducir la cláusula séptima y para lo cual  sería de interés la producción de diligencias tendientes a  obtener elementos de convicción, los cuales, analizados en su  conjunto, permitirán conocer la intención que tuvieron con su  proceder las personas denunciadas”, contestó Pollicita.
 
Y agregó que “para sustentar el carácter prematuro del  temperamento adoptado, resulta relevante el análisis de la  normativa que regula a las notificaciones rojas de Interpol y  la discrepancia en torno a la interpretación que efectúa el magistrado sobre la misma”.
 
Pollicita enfatizó, en este sentido, que “existiría cuanto  menos una opción en la cual la caída de la vigencia de una  notificación roja no estaría condicionada a la voluntad del  juez de la causa sino que depende pura y exclusivamente de la  Secretaría General de Interpol”.
 
Al respecto, dijo que “la investigación deberá centrarse en determinar si efectivamente la Secretaría General de Interpol  se encontraba facultada para anular las notificaciones en  cuestión y, por consiguiente, si las autoridades persas  hicieron gestiones en ese sentido a partir de la ´ayuda´ que  habría significado el instrumento rubricado con el Gobierno  argentino”.
 
Además de la declaración testimonial de Noble y del  Consejero Jurídico de Interpol, Pollicita pidió profundizar  sobre el trascendido periodístico respecto a que en la cumbre  de Alepo en Siria, el canciller le habría transmitido a su par iraní que el Gobierno argentino estaba dispuesto a negociar una salida en la causa.
 
“Resultaría pertinente profundizar la pesquisa con el objeto  de poder corroborar fehacientemente el contenido del encuentro  y para lo cual resultaría conducente recabar cables  diplomáticos, escuchas telefónicas no transcriptas y,  particularmente, citar en testimonial tanto a los integrantes  de la comitiva oficial que viajó a Siria como al personal de inteligencia que intervino en la investigación del atentado a  la AMIA”, afirmó Pollicita.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS