Política

El juez Rafecas, a cargo de la denuncia por encubrimiento por la voladura de la Amia

El magistrado debería decidir sobre la denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

Lunes 02 de Febrero de 2015

La denuncia por presunto “encubrimiento” de los iraníes acusados por la voladura de la Amia, que efectuó el fiscal Alberto Nisman poco ates de morir y que apunta a la presidenta Cristina Fernández, será investigada por el juez federal Daniel Rafecas.

La Cámara Federal designó por sorteo a Rafecas, después de que el juez federal Ariel Lijo, –ante quien Nisman había presentado la denuncia, resolviera que se trata de un hecho independiente de los que él investiga.

Se trata de la denuncia por presunto “encubrimiento”, por la que que Nisman había imputado a la presidenta; al canciller Héctor Timerman; al líder de Quebarcho, Fernando Esteche; al dirigente oficialista Luis D’Elía; al ex juez Héctor Yrimia; al referente de La Cámpora, Andrés Larroque; al supuesto agente de inteligencia Ramón Bogado y al dirigente de la comunidad islámica Jorge Khalil.

A propósito de esa denuncia, la fiscal Viviana Fein desmintió hoy que en el departamento de Nisman hubiera sido hallado un borrador de su denuncia con una supuesta propuesta de detención de la presidenta de la Nación.

Según un comunicado oficial publicado en la página del Ministerio Público, Fein aclaró que “no fue hallada en el departamento del fiscal ningún borrador de la denuncia oportunamente presentada por Nisman”. Y subrayó que “no figura en el expediente algún registro de los aludidos en los artículos publicados”.

Fein explicó que “toda la documentación secuestrada al momento durante el procedimieto se encuentra filmada y fue remitida a la UFI-AMIA”. Así, el expediente número 777/2015 y toda la documentación probatoria reunida por Nisman pasará al juzgado de Rafecas.

En cuanto a la investigación de la muerte de Nisman, la fiscal Fein “libró cédulas a la querella y la defensa a fin de que designen en el menor tiempo posible peritos de parte para ordenar a la División de Apoyo Tecnológico de la Policía Federal que se inicien los análisis de todo los dispositivos electrónicos (celulares, tablets) secuestrados” en el departamento en el que vivía el difunto fiscal.

Además, ordenó la contraprueba sobre el arma que causó la muerte de Nisman, es decir “un peritaje de barrido electrónico para la detección de deflagración de pólvora. El estudio se realizará en el Laboratorio Regional NOA, dependiente del Cuerpo de Investigaciones de Fiscales del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Salta, que cuenta con el equipo Zeiss 6 de última tecnología”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario