Santiago Maldonado

El juez Otranto, cada vez más cuestionado por sus dichos y accionar investigativo

La familia del artesano lo acusó de estar "jugando a favor" de Gendarmería y Das Neves lo señaló por aportar mayor "confusión" al caso

Lunes 18 de Septiembre de 2017

Sergio Maldonado rechazó ayer la hipótesis del juez federal Guido Otranto respecto de que su hermano Santiago se ahogó en el río Chubut y, en ese sentido, consideró que el magistrado "está jugando a favor" de Gendarmería y "en contra" del reclamo de la familia en pos del esclarecimiento de la desaparición del joven. A su vez, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, cuestionó al magistrado al señalar que sus recientes declaraciones sobre el posible final del artesano "aportan mucha más confusión" al caso y vinculó su designación a la agrupación kirchnerista La Cámpora.

"El juez sale ahora con esta hipótesis de que (Santiago) se ahogó en el río Chubut, cuando el día 5 decían que no podía haber ingresado al río. Es todo prueba y error. Como todas las hipótesis falsas que estuvieron haciendo, esta es una de las tantas", evaluó Sergio.

Otranto había afirmado un día antes: "La hipótesis de que (Santiago) se podría haber ahogado es una de las opciones que me parecen más razonables, de acuerdo con la interpretación de las pruebas que estoy realizando".

En ese marco, el hermano del joven desaparecido tras el desalojo de un piquete sobre la ruta 40 fue lapidario con Otranto al señalar que "está jugando a favor de Gendarmería", porque transcurridos 48 días desde la última vez en que Santiago fue visto, el magistrado "no hizo nada para encontrarlo".

"Todo lo que hizo fue en contra nuestra. Siguen diciendo que lo buscan como persona extraviada", cuestionó Maldonado.

Sobre el rol de Gendarmería, aclaró que no piensa que toda la institución "esté involucrada, pero tampoco se puede creer que fueron 2 ó 3 efectivos los que hicieron la desaparición forzada y el resto no tuvo nada que ver".

Acerca del accionar de la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, volvió a mostrarse muy crítico y a pedir su renuncia, como también la de su jefe de Gabinete, Pablo Noceti.

En la mira

Paralelamente, el cuestionamiento de Das Neves al desempeño de Otranto se sumó a los planteos de familiares de Maldonado, que pidieron su recusación y esperan una respuesta de la cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia (ver aparte), y a las quejas del gobierno nacional porque el juez no avanzó con un allanamiento en busca del joven en una zona ocupada por manifestantes que argumentan derechos ancestrales por ser descendientes de mapuches.

"Soy crítico desde hace dos o tres años, de cuando vino acá como juez", aclaró Das Neves y afirmó que Otranto llegó a Esquel "bancado por Alvarez, un chico de La Cámpora de Lanús".

El gobernador aludió, de ese modo, a la figura del ex secretario de Justicia Julián Alvarez, oriundo de ese partido bonaerense.

Das Neves también admitió su incertidumbre sobre la situación de Maldonado y puso en duda si el joven sigue con vida.

El mandatario peronista, que tiene varias causas abiertas en la Justicia y el Consejo de la Magistratura provincial contra magistrados por aparente mal desempeño, consideró "muy extraño, por las definiciones, que (Otranto) hable de resultados de los más variados" en la investigación.

En su crítica a Otranto, el gobernador insistió en que llegó bancado por un joven de La Cámpora. "Es el dato que tenemos acá, que averiguamos con nuestros legisladores", añadió.

Al respecto, subrayó: "Los jueces federales, en general, son siempre bancados por alguien. En este caso, es una persona absolutamente desconocida, ni siquiera es de la zona" de Esquel.

Asimismo, sostuvo que a Otranto "absolutamente nadie lo conocía" cuando llegó a desempeñarse como juez federal en esa ciudad cordillerana.

Por eso, señaló que la desaparición del joven "es un tema delicado que tiene que estar en manos de alguien con capacidad, no puede estar diciendo que puede ser una piedra, que van a mandar a los perros o que puede aparecer ahogado".

Presunciones

El magistrado, cuyo desempeño es cada vez más cuestionado, había afirmado también que "la hipótesis de la piedra o de un disparo con posta de goma (por parte de efectivos de Gendarmería) no debió haber incidido en que Santiago no hubiera podido cruzar el río".

Además, Otranto apuntó que "es poco probable" que todos los gendarmes se hayan "puesto de acuerdo" en su declaración.

Luego dijo que a Maldonado "lo identifican tres personas" a la vera del río y que "no" tiene elementos para "dudar que haya estado allí", aunque sí hay una "fundamental" contradicción en la versión de dos testigos "en cuanto a cómo se produce la salida del vehículo en el cual deberían haber cargado" a Santiago.

Fue entonces cuando el magistrado que comanda las investigaciones señaló: "Un río de la Patagonia es complicado. No es una opción descabellada o que haya que descartar sin realizar un rastrillaje profundo".

"Es todo prueba y error. El juez está jugando a favor de Gendarmería, no hizo nada para encontrar a Santiago"

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario