Política

El Grupo de Puebla cerró con la atención centrada en Bolivia

Los líderes de América latina, reunidos en la Capital Federal, concluyeron su encuentro denunciando un golpe de Estado en el vecino país.

Lunes 11 de Noviembre de 2019

El Grupo de Puebla, que reunió en Buenos Aires a dirigentes políticos de América latina, emitió ayer una declaración en la que expresó su "solidaridad con el pueblo boliviano, su presidente Evo Morales, su vice Alvaro García Linera y todos los funcionarios que impulsaron políticas públicas de inclusión social, reducción de la pobreza y la desigualdad y de participación ciudadana", al tiempo que denunció un "golpe de Estado" en el vecino país (Ver página 26).

"Una vez más, la Constitución y el estado de derecho de Bolivia fueron violados interrumpiendo un mandato constitucional. Fuerzas de la oposición desencadenaron movilizaciones políticas acompañadas de actos de violencia, humillación de autoridades democráticamente elegidas, invasión, saqueo y quema de casas, secuestro y amenazas de familiares para llevar a cabo un golpe de Estado y forzar la renuncia del presidente y su vice, legal y democráticamente elegidos", subrayó un comunicado del grupo.

Al respecto, añadió: "Todas las iniciativas de diálogo y negociación ofrecidas por el gobierno de Morales fueron rechazadas. Las recomendaciones de la OEA de una nueva contienda electoral fueron aceptadas por el presidente, dirigidas al Parlamento boliviano, incluso con la recomendación de una renovación completa de los órganos electorales y la posibilidad de contar con nuevas candidaturas".

"Pero la oposición optó por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática, abriendo un grave antecedente de un nuevo golpe de Estado en la larga historia de interrupciones democráticas en el país. Particularmente grave fueron los comportamientos ilegales e irresponsables de las fuerzas policiales y finalmente, de las propias fuerzas armadas que acompañaron al golpe", sentenció el grupo.

El segundo encuentro del Grupo de Puebla, que comenzó el jueves pasado en Buenos Aires y concluyó ayer, contó con la participación de los ex presidentes Dilma Rousseff (Brasil), José Pepe Mujica (Uruguay), Ernesto Samper (Colombia) y José Luis Rodríguez Zapatero (España).

El viernes asistió el presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, quien fue anfitrión en un encuentro en el que celebró la liberación del ex mandatario de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva y convocó a la unidad latinoamericana.

Reacciones

Mauricio Macri y Alberto Fernández conversaron anoche sobre la situación en Bolivia. Lo hicieron (a sugerencia de Fernández) vía telefónica durante 10 minutos. Por su parte, Fernández y la vicepresidenta electa Cristina Kirchner repudiaron a través de Twitter el golpe de Estado en el vecino país.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS