Política

El gobierno y las provincias logran firmar un amplio acuerdo fiscal

Está destinado a bajar la presión tributaria sobre la actividad económica y reducir el déficit. Macri valoró el "esfuerzo" que hicieron los mandatarios

Viernes 17 de Noviembre de 2017

El gobierno nacional logró ayer, luego de intensas negociaciones, firmar con los gobernadores un Pacto Fiscal, destinado a bajar la presión tributaria sobre la actividad económica, el compromiso de desistir de juicios por deudas entre jurisdicciones y que prevé una solución al Fondo del Conurbano.

El convenio prevé también la remisión al Congreso de un paquete de leyes y constituye el punto de inicio de la elaboración de una nueva ley de coparticipación federal.

El gobernador Miguel Lifschitz aseguró que el perfil del acuerdo firmado entre sus pares y el gobierno nacional mejoró "muchísimo" en relación con la versión original y lo juzgó "razonable", a la vez que agregó: "Yo amenacé con no firmar, si bien sobre el final se agregó el pago de la deuda a la provincia" (ver página 11).

El presidente Mauricio Macri no participó directamente de las duras negociaciones con los mandatarios provinciales, pero sí encabezó el acto de firma cuando el entendimiento ya había sido alcanzado y valoró "muchísimo el esfuerzo que han hecho".

El acuerdo fue rubricado por 23 provincias, ya que San Luis no aceptó las condiciones planteadas por el Ejecutivo nacional, puntualmente en lo que hace a la condición de dejar de lado los juicios, aunque continuará negociando con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Durante la reunión realizada ayer en Casa Rosada, el mandatario consideró que se trata de un acuerdo "valioso e importante" que permitirá iniciar una nueva etapa en la Argentina y señaló que "un gran punto fue darle fin a la litigiosidad dentro de la política y que las cosas se arreglen entre aquellos a quienes la gente vota para ordenar, arreglar los problemas y construir futuro".

Vértigo

"Pasaron unas cuantas semanas vertiginosas, pero todos estamos convencidos de estar dando un gran paso adelante. No es fácil un acuerdo de este tipo con puntos de partida tan distintos", sostuvo el jefe del Estado.

Luego de que Frigerio llevara adelante negociaciones individuales y participara de la reunión de gobernadores en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), la Casa Rosada logró la firma del segundo acuerdo en pos de los "consensos básicos" que había planteado Macri tras las elecciones legislativas.

"Sé que ha habido incomodidades, pero todos sabemos que tenemos una responsabilidad enorme y no podemos esperar porque hay cuestiones de pobreza y empleo que debemos resolver", remarcó el mandatario.

Respecto a la eliminación o reducción de algunos impuestos, lamentó que muchos de los gravámenes se crearon "en forma defensiva por mal funcionamiento de la política y han distorsionado la capacidad de recibir inversiones, de desarrollar al sector privado y de crecer".

En una conferencia de prensa, Frigerio destacó el entendimiento, pero reconoció que por falta de tiempo quedaron algunos temas por negociar en las próximas semanas.

Entre esas problemáticas se encuentra el tema municipal, para que las comunas tengan una regla de responsabilidad fiscal y trabajar en una reforma tributaria a ese nivel por las tasas locales.

"También queda generar un mecanismo de compensación de créditos y débitos que hay entre el gobierno nacional y muchas jurisdicciones", indicó el funcionario nacional, quien consideró que el acuerdo es "un puntapié muy importante para discutir una reforma de la Ley de Coparticipación Federal".

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, destacó el compromiso de los mandatarios provinciales para reducir progresivamente las alícuotas de Ingresos Brutos y Sellos para darle competitividad a la actividad económica.

"Esto viene a complementar el esfuerzo que estamos haciendo en la reforma tributaria nacional, que se empalma con la provincial", subrayó el funcionario.

El acuerdo implica el compromiso de las provincias para bajar "impuestos distorsivos", como Ingresos Brutos y Sellos, por 1,5 por ciento del PBI en los próximos cinco años, entre otros puntos.

Los únicos mandatarios ausentes fueron los de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; y de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala: fueron representados por los vicegobernadores, Carlos Ponce, Pablo González y José Neder, respectivamente.

rúbrica. Con la presencia de Macri, Lifschitz firma el acuerdo alcanzado con sus pares provinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario