Política

El gobierno se juega a aprobar el miércoles las retenciones móviles

El oficialismo buscará convertir en ley esta semana el proyecto que ratifica la aplicación de retenciones móviles a las exportaciones de granos, así como una serie de compensaciones a los pequeños y medianos productores de soja y girasol. La intención del bloque de senadores del kirchnernismo es sancionar el proyecto en una sesión prevista para el miércoles...

Lunes 14 de Julio de 2008

El oficialismo buscará convertir en ley esta semana el proyecto que ratifica la aplicación de retenciones móviles a las exportaciones de granos, así como una serie de compensaciones a los pequeños y medianos productores de soja y girasol. La intención del bloque de senadores del kirchnernismo es sancionar el proyecto en una sesión prevista para el miércoles 16 de julio, desde las 10.

  Si bien la Cámara alta tiene casi un cuarto de integrantes que Diputados (72 contra 257), fuentes del bloque oficialista anunciaron que la intención es comenzar la jornada "temprano y puntual", para que la hora de la votación no pase más allá de la medianoche.

  El viernes 11 de julio, en Diputados, la sesión empezó casi cuatro horas más tarde de la hora prevista (a las 19) y continuó durante toda la noche y la madrugada y la mañana del sábado 12, hasta que al mediodía el pleno se expresó a favor de la medida impulsada por el gobierno.

  En el Senado, el oficialismo aprobaría sin inconvenientes el proyecto ya que cuenta con entre 42 y 44 miembros propios, sin contar los aliados. Pese a la dispersión de proyectos, ya que además del oficialista existen otros tres que se pretende que sean discutidos en la sesión, el Frente para la Victoria podría obtener entre 37 y 40 votos a favor.

 

El proyecto oficial. El expediente que llegó de la Cámara de Diputados el lunes 7 de julio fue discutido durante toda la semana pasada en un plenario de las comisiones de Agricultura, donde obtuvo dictamen de mayoría, y de Presupuesto, en donde fue el proyecto con más firmas.

  Entre martes y jueves, en las comisiones se recibió la visita de los representantes de las cuatro entidades agropecuarias (Sociedad Rural, Coninagro, Confederaciones Rurales y Federación Agraria), intendentes, tres gobernadores y funcionarios nacionales como los secretarios de Agricultura, Javier de Urquiza; y de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

  El proyecto del oficialismo ratifica la resolución 125 del Ministerio de Economía y sus modificatorias que establece retenciones móviles para la exportación de granos. No obstante, incluye una serie de beneficios para pequeños y medianos productores que serán compensados, de acuerdo con la cantidad de soja y de girasol que produzcan.

  Los productores que comercialicen hasta 300 toneladas deben pagar una de retención efectiva del 30 por ciento; los que vendan entre 300 y 750 toneladas, del 35 por ciento; la misma tasa regirá para las primeras 750 toneladas de los que comercialicen entre 750 y 1.500 toneladas.

 

Alternativas opositoras. Los otros dos dictámenes presentados hasta ahora pertenecen al radical concertador Pablo Verani y al justicialista santafesino Carlos Reutemann.

  El radicalismo, acompañado por la Coalición Cívica, Fuerza Republicana, el Partido Nuevo de Córdoba y algunos justicialistas disidentes, como los representantes de San Luis, aún no firmaron su dictamen.

  Fuentes del bloque de senadores radicales encabezado por el mendocino Ernesto Sanz señalaron que la intención es llegar hasta la hora límite, las 12 del mediodía del lunes, para obtener la mayor cantidad de firmas posibles.

  Ese expediente establece un derecho de exportación básico a los granos que se aplicará sobre las exportaciones de soja, maíz, girasol y trigo, más un derecho progresivo y segmentado que sólo se aplicará a los grandes productores de granos y que será retenido por los operadores de granos en el momento de la primera venta.

  El proyecto de Verani, que cuenta con la firma de la radical correntina Dora Sánchez, establece una escala de segmentación en varios niveles contemplando las diferencias entre productores de soja, girasol y maíz.

  También elimina el sistema de reintegros y establece que, con el diferencial de la alícuota que se aplica a los grandes productores, se crearía un Fondo Especial de Promoción Agropecuaria y Redistribución Social coparticipable entre las provincias.

 

El plan Lole. Finalmente, Carlos Reutemann, con el apoyo de su comprovinciana Roxana Latorre, presentó un proyecto que establece una retención fija para el trigo y el maíz del 22 por ciento, y para girasol del 30 por ciento.

  Además, la iniciativa del Lole incluye una promoción al precio de los fertilizantes, reduce el IVA de los insumos y deroga el artículo 755 del Código Aduanero que facultaba al Poder Ejecutivo a establecer derechos de exportación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario