Política

El gobierno sale a respaldar a Boudou tras su procesamiento por la causa Ciccone

 En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich advirtió que el procesamiento del vicepresidente es “una arremetida mediática judicial”.

Viernes 20 de Febrero de 2015

El gobierno nacional, a través del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, salió a respaldar hoy al vicepresidente Amado Boudou tras confirmarse su procesamiento en la causa Ciccone, y volvió a denunciar la existencia de un plan de “desestabilización” impulsado por “corporaciones” y “sectores” del poder “judicial”.

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich advirtió que el procesamiento de Boudou en la causa Ciccone es “una arremetida mediática judicial” que forma parte de la “manipulación sistemática y evidente” que ejercen las “corporaciones”.

Por su parte, Fernández insistió con que en la Justicia hay sectores cuyo objetivo es “desestabilizar”, aunque les advirtió que “ni lo sueñen”, porque “no saben dónde se meterían”, a la vez que aseguró que resulta “llamativo” la “celeridad” que tuvieron los jueces en los últimos días para impulsar las causas que involucran a funcionarios nacionales, entre ellas, la de Boudou.

En un nuevo fallo, la Cámara Federal porteña ratificó ayer el procesamiento de Boudou por cohecho (coimas) y negociaciones incompatibles con la función pública en el caso de la ex imprenta Ciccone Calcográfica, y además, quedaron confirmados los procesamientos de otros acusados, como José María Núñez Carmona, Alejandro Vandenbroele y Nicolás Ciccone.

“Es muy llamativo, es muy terrible lo que nos está pasando en un Poder Judicial que pareciera querer tomar decisiones políticas y que en muchos de los casos, a cara descubierta, hacen gestos que son desestabilizadores”, señaló Fernández.

En ese sentido, el funcionario advirtió: “Que no se les ocurra hacer ningún gesto que pretenda desestabilizar al Gobierno porque las situaciones van a ser muy malas”.

Desde la oposición, legisladores del PRO como Patricia Bullrich y del Frente Amplio UNEN, Margarita Stolbizer y el senador Luis Juez, salieron a aclarar que no es voluntad de esos sectores que el gobierno termine su mandato anticipadamente y por el contrario, retrucaron que es “el propio oficialismo” el que insiste en que está en marcha un “golpe de Estado blando”.

No obstante, Juez vaticinó que el Vicepresidente “va a terminar preso” por la causa Ciccone y consideró que “no puede estar en un cargo público con semejante mancha”.

“Debería renunciar a su cargo” para “concentrarse” en su defensa y “en no dañar más el proyecto político” del gobierno kirchnerista, insistió el senador por el Frente Amplio UNEN.

Desde la Justicia, el fiscal federal Jorge Di Lello, a cargo de dos de las causas en las que se investiga a Boudou por presuntos casos de corrupción, aseguró estar “satisfecho” porque el fallo de la Cámara Federal porteña “confirmó todo lo actuado y recomendó seguir las medidas pendientes que había solicitado la fiscalía”.

Di Lello, titular de la Fiscalía Nº 1, aseguró que “no es fácil hablar de plazos” para la realización de un eventual juicio oral contra el Vicepresidente porque “todavía quedan medidas por hacer” y rechazó hoy que tenga miedo de investigar causas importantes, al sostener que de no poder cumplir con su función, “es mejor” irse y ser “cajero de un supermercado”.

Sin embargo, Di Lello aclaró que no fue a la marcha del silencio del miércoles en homenaje a Alberto Nisman, para “evitar ser recusado”.

En ese marco, Capitanich hizo una encendida defensa del Vicepresidente al señalar que "no hay ninguna duda de que en la República Argentina la Justicia no es independiente de las corporaciones" y denunció que "hay una arremetida corporativa, mediática, judicial, a miembros del Poder Ejecutivo, en las distintas etapas procesales, que en este caso también incumbe al Vicepresidente".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS