Política

El gobierno retiró los pliegos de fiscales y defensores

La Asamblea Legislativa los iba a tratar pero la Casa Gris quiso evitar el rechazo opositor. Los nuevos cargos estarán destinados a la nueva Justicia penal. Tiempo para negociar.

Jueves 29 de Noviembre de 2012

La Casa Gris mandó a boxes ayer los pliegos de la discordia y no hubo Asamblea Legislativa en Santa Fe. La decisión, que había comenzado a madurar la noche del martes ante la reticencia de la mayoría justicialista que se aprestaba a rechazar las designaciones de ex funcionarios políticos en la Justicia, se adoptó a media mañana de ayer tras un encuentro entre el ministro de Justicia Juan Lewis y legisladores de los distintos bloques de las Cámaras de Diputados y Senadores. En consecuencia el Poder Ejecutivo decidió dar marcha atrás y retirar los pliegos con las designaciones de ocho fiscales y ochos defensores para la nueva Justicia penal, todos ellos para los tribunales rosarinos.

Mientras el ministro Lewis aseguró que la decisión de aceptar la propuesta de retirar los dieciséis pliegos, incluidos los seis que eran resistidos por el PJ para evitar su rechazo en la Asamblea Legislativa convocada para el mediodía constituyó un "gesto" para acercar posiciones y confió que en quince días se volverán a remitir las propuestas del Ejecutivo para cubrir los cargos para la nueva Justicia penal, el presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, celebró desde la vereda del PJ la medida de la Casa Gris a la que calificó de "saludable".

"Estamos en un proceso de conversaciones con los legisladores opositores y a raíz de estas conversaciones, que se vienen dando de una manera favorable, retiramos momentáneamente los pliegos y les hicimos una contrapropuesta. Estamos buscando, además, un consenso amplio en relación al mecanismo de las designaciones de funcionarios judiciales", anticipó ayer Lewis luego de reunirse en Casa de Gobierno con legisladores de ambas Cámaras parlamentarias.

El funcionario se mostró mucho más contemporizador que la semana pasada cuando acusó al PJ de "caza de brujas. Ayer, en cambio consignó que el retiro de los pliegos "fue un gesto para favorecer la negociación. La aprobación de los pliegos es necesaria para la puesta en marcha de la reforma pero tenemos que dar pasos sobre tierra firme y logrando consensos. La idea es arribar a un buen acuerdo con la Legislatura. Retrasarnos quince días para lograr consensos permitirá brindar estabilidad al proceso", opinó.

A su turno Rubeo consignó que "nos parece saludable que el Poder Ejecutivo haya retirado los pliegos en función de que había un severo cuestionamiento por parte de la Legislatura, expresado por muchos de los bloques, sobre los mecanismos de selección". "Me parece también interesante que se hayan retirado para evitar que los mismos sean rechazados y frustrar la posibilidad de los postulantes", destacó el titular de Diputados. para quien "hay que buscar un método que garantice la participación plena de todos los estamentos, incluido el estamento legislativo".

Ayer las propias espadas legislativas del Frente Progresista coincidieron en señalar que "perdido por perdido lo mejor era barajar y dar de nuevo", en alusión al previsible revés que iban a sufrir los postulantes cuestionados por el justicialismo debido a su reciente paso por despachos oficiales. "No hay fumata blanca", había comentado a última hora del martes a este diario el vicegobernador Jorge Henn al cabo de febriles negociaciones entre funcionarios y legisladores oficialistas con sus pares del justicialismo

Fue así que en las primeras horas de ayer, con el presidente del Senado en viaje a Campana ya resignado al fracaso de la Asamblea, el secretario de Asuntos Legislativos Pablo Farías resolvió con un grupo de legisladores marchar a Casa de Gobierno donde el ministro Lewis recibió a representantes de todos los bloques encabezados por Rubeo. En ese breve encuentro se acordó bajarle el martillo a los pliegos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario