Política

El gobierno refuerza la asistencia social y afina la agenda pospandemia

El gobierno refuerza su estrategia sanitaria y la atención de los campos económico y social ante el crecimiento de casos de coronavirus, mientras avanza en el trazado de una agenda pospandemia a través de los nuevos gabinetes temáticos ideados para generar empleo y apuntar a un desarrollo descentralizado del país.

Miércoles 19 de Agosto de 2020

El gobierno refuerza su estrategia sanitaria y la atención de los campos económico y social ante el crecimiento de casos de coronavirus, mientras avanza en el trazado de una agenda pospandemia a través de los nuevos gabinetes temáticos ideados para generar empleo y apuntar a un desarrollo descentralizado del país.

   En ese marco, y por indicación del presidente, se reunió virtualmente ayer el Consejo Federal Argentina contra el Hambre, una actividad que fue encabezada por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, y de la que participaron referentes de la sociedad civil.

   Presentado por el presidente Alberto Fernández en los primeros días de su gestión, ese ámbito fue convocado para evaluar propuestas que garanticen el acceso a la producción de alimentos y una dieta con calidad nutricional de los sectores más vulnerables de país, con eje en el impacto de la pandemia sobre la niñez, según informaron fuentes oficiales.

   De acuerdo con el informe presentado por Arroyo, fueron ejecutados 69.747 millones de pesos para asistir a los sectores más desprotegidos, entre enero y julio de este año, en el marco del Plan Argentina contra el Hambre.

   La prioridad está enfocada sobre las políticas frente a la pandemia, que preocupa tanto al gobierno nacional como a las provincias por el crecimiento de los contagios y los brotes en aquellos distritos donde parecía estar controlado, como son los casos de Santiago del Estero y Jujuy.

   “Por más mínimo que parezca, una persona infectada y varios irresponsables se pueden llevar puesta a toda una provincia”, resumieron desde el entorno presidencial tras el diálogo virtual que mantuvieran el presidente y doce gobernadores, ocasión en la que se resolvió el regreso de algunas ciudades del interior a la fase 1 de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

   Enfocados en la actual situación epidemiológica y su impacto económico, el gobierno está enfocado en reordenar las prioridades para asistir a los sectores más castigados durante el aislamiento.

   Incluso, hasta gobernadores de la oposición, como el jujeño Gerardo Morales, hoy constituido en el “más acérrimo defensor de la cuarentena de todos los gobernadores”, fue uno de los que llevó la voz de alerta en el encuentro con el presidente, donde admitió que “si no se hubieran tomado estas medidas, estaríamos con 50 mil muertos en Argentina”, según la reconstrucción que ofrecieron los voceros presidenciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario