Política

El gobierno de Macri no convocará a sesiones extraordinarias en febrero

El jefe de Gabinete negó cortocircuitos con el PJ en el Senado y defendió el polémico megadecreto firmado días atrás por el primer mandatario

Miércoles 17 de Enero de 2018

El jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, anunció ayer que el presidente Mauricio Macri "tomó la decisión de no convocar a sesiones extraordinarias en febrero" próximo y de avanzar con los proyectos del oficialismo en el Congreso recién en marzo, para así "poder dar todos los ámbitos de debate".

Fue durante una conferencia de prensa que brindó en el Salón de Pueblos Originarios de la Casa Rosada, tras la primera reunión de equipo del año, que encabezó por la mañana junto a Macri y los ministros.

"Es una discusión casi de días, porque estábamos debatiendo el poder tener una o dos sesiones en la primera quincena de febrero, pero consideramos que no vale la pena hacer el trámite", explicó Peña al respecto.

De ese modo, confirmó que el gobierno "trabajará en su mensaje a partir del 1º de marzo, en un calendario legislativo regular para, de ese modo, poder dar todos los ámbitos de debate y desarrollo normal a la vida parlamentaria".

Además, el jefe de Gabinete aseguró que esa decisión del Ejecutivo "no se debe a ningún cortocircuito" con el líder del bloque peronista en el Senado nacional, Miguel Pichetto, quien se había mostrado en contra de un posible llamado a extraordinarias.

Peña también sostuvo que "en aquellos proyectos que tienen media sanción es más fácil" el tratamiento en el recinto, por lo que espera que "en las primeras sesiones del año se pueda estar hablando de avances en algunas de esas leyes".

El defensor

Por otra parte, el funcionario defendió las reformas en materia laboral que impulsa el oficialismo y recordó que el texto que se tratará en el Congreso "surgió de un acuerdo con la Confederación General del Trabajo (CGT)".

"Hemos escuchado a los distintos bloques parlamentarios que creen que se puede debatir de una manera más extensa, construir mayores consensos. No tenemos ningún problema en ese sentido. Lo más importante es que estemos de acuerdo en los objetivos, que es mejorar las condiciones de los trabajadores y generar más empleo formal", precisó.

Peña señaló también que, a partir de la reforma previsional que se aprobó en diciembre pasado, "más de un millón de jubilados cobraron más en enero". Y consideró que, aunque algunos beneficiarios "creían que iban a percibir menos que en 2017", esas son "distorsiones que, con el correr de los meses, se irán clarificando".

"Esa es una buena noticia, dentro de las varias buenas noticias que van a ir viendo en los próximos meses en función del debate", confió el funcionario.

Asimismo, el jefe de Gabinete aludió a los gremialistas actualmente en la mira de la Justicia y confirmó que el gobierno avanzará con una reducción de los cargos políticos del Ejecutivo (ver aparte).

Finalmente, Peña respaldó también la decisión del primer mandatario de firmar el decreto de necesidad y urgencias (DNU) que derogó o modificó varias leyes para simplificar trámites con el Estado al manifestar que "es una herramienta constitucional" que fue considerada "perfectamente legítima para el uso, centralmente en estos plazos de receso parlamentario".

"Creemos que ese camino de fomentar la inversión y la generación de empleo para salir de la pobreza en la Argentina es realmente urgente. Como todos los DNU, después será abierto a una discusión en el Congreso", resaltó el funcionario.

de regreso. Tras sus vacaciones en el sur del país, Macri encabezó la primera reunión de gabinete del año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario