Política

El gobierno envía al Congreso su proyecto de reforma tributaria

Se adelantó que la intención es aplicar una rebaja de impuestos en forma gradual para que la economía crezca más rápidamente

Lunes 13 de Noviembre de 2017

El gobierno nacional enviará hoy al Congreso su proyecto de reforma tributaria luego de haber escuchado a "todos los sectores", como anticipó el ministro Hacienda, Nicolás Dujovne, aunque todavía no se selló un acuerdo con los gobernadores.

Si bien no están cerradas las negociaciones con los mandatarios provinciales, el gobierno confía en que sólo falta "afinar la letra chica" para que ello se pueda concretar.

La reforma tributaria se aplicará en forma gradual, con una rebaja de los impuestos "en un período de cinco años", lo que a juicio del gobierno dará "mucha certidumbre".

Los cambios impositivos tendrán un impacto del 1,5 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) en cinco años con un impacto neutro en términos de recursos, porque bajará el nivel de evasión impositiva y permitirá que la economía crezca más rápido, se asegura desde el Palacio de Hacienda.

Los objetivos generales de la reforma buscarán promover la inversión, la competitividad y el empleo de calidad, avanzar hacia un sistema tributario más equitativo, eficiente y moderno, reducir drásticamente la evasión impositiva y cumplir con las metas fiscales.

Tras la reciente reunión del presidente Mauricio Macri con los gobernadores se dispuso que en la letra del proyecto se establezca coparticipar a las provincias la totalidad de lo que se recaude por el Impuesto a las Ganancias, con lo que aumentará el dinero que recibe Buenos Aires para compensar su pedido de actualizar el Fondo del Conurbano.

Todos los distritos percibirán la misma cantidad de recursos que en la actualidad, pero ahora Buenos Aires podría sumar una cifra extra de 20.000 millones de pesos.

En base a esta iniciativa, la pérdida del 20 por ciento que sufrirá la Ansés por el recorte en Ganancias será compensada con la asignación del 100 por ciento de la recaudación proveniente del gravamen a los créditos y débitos bancarios, conocido como impuesto al cheque, que en la actualidad se destina en una proporción de 70 por ciento para solventar al organismo previsional.

En líneas generales, los principales cambios se harán en los aportes y contribuciones de la seguridad social y el IVA y los impuestos a las ganancias corporativas y personales, sobre los créditos y débitos bancarios, los que gravan los combustibles y la transferencia de inmuebles.

También se buscará un acuerdo con las provincias para reducir los impuestos de ingresos brutos, sellos y eliminar aduanas interiores.

Entre el conjunto de modificaciones pensadas para fomentar la inversión y el empleo se destacan la reducción en el impuesto a las ganancias corporativas no distribuidas (del 35 por ciento al 25 por ciento al 2021), la devolución anticipada de saldos a favor de IVA por inversiones y la instrumentación del mínimo no imponible para contribuciones patronales (de 12.000 pesos para 2022) y el incremento del pago a cuenta de ganancias generado por el impuesto sobre los créditos y débitos bancarios.

El secretario de Interior, Sebastián García de Luca, consideró que hay consenso respecto de "los grandes objetivos" y argumentó que "están claros los tres ejes, que son ir hacia un esquema gradual de ordenamiento fiscal, la reducción de la presión fiscal y la discusión del fondo del conurbano".

La reunión realizada días atrás entre el presidente Mauricio Macri y los gobernadores pasó a un cuarto intermedio para que las provincias pudieran analizar las características de la propuesta oficial.

Según lo estipulado, las partes retomarán el diálogo en un encuentro que se llevará a cabo el jueves.

De cara a esa nueva reunión, Macri subrayó: "El jueves de la semana que viene nos vamos a volver a sentar alrededor de una mesa, como lo hicimos desde el inicio de la gestión, para seguir avanzando". "Con honestidad y rigor técnico, sin perjudicar a nadie pero convencidos de que hay cosas que se tienen que resolver", consideró.

Luego del último encuentro en la Casa Rosada, Dujovne explicó que la propuesta que ingresará a la Cámara baja tendrá incorporados algunos cambios a pedido de los mandatarios provinciales, como por ejemplo la marcha atrás en los nuevos gravámenes pautados para el vino, espumantes y la cerveza.

Entre los aspectos principales de la reforma tributaria se encuentra una baja en las contribuciones patronales; la eliminación de impuestos internos a la venta de celulares, televisores, monitores y artículos eléctricos en general, a los autos y motos de gama media.

También prevé una reducción e la alícuota del impuesto a las Ganancias para utilidades no distribuidas de las empresas, cambios en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y a los créditos y débitos bancarios y la aplicación de una alícuota del 15 por ciento sobre ganancias de títulos en moneda extranjera o indexados.

En tanto, se eliminará el impuesto a la Transferencia de inmuebles y se incorporará una alícuota del 15 por ciento a la venta de la segunda vivienda sobre la diferencia con el precio de compra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario