Política

El gobierno derogó la resolución 125 y las retenciones móviles quedaron sin efecto

El jefe de Gabinete Alberto Fernández leyó en una conferencia de prensa el decreto 1.176, firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que instruye al ministro de Economía para que "limite la vigencia de la resolución 125" y sus modificatorias. De esta forma, las retenciones para la soja volverán al 35 %; para el girasol al 32 %; para el maíz al 25 % y para el trigo al 28 %. En los argumentos de la norma, el gobierno mantuvo su posición, volvió a defender el derecho que lo asiste a subir las retenciones y criticó duramente la protesta del campo. Se abre un nuevo escenario de necociacion con las entidades agropecuarias. 

Viernes 18 de Julio de 2008

El jefe de Gabinete Alberto Fernández leyó en una conferencia de prensa el decreto 1.176, firmado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que instruye al ministro de Economía para que "limite la vigencia de la resolución 125" y sus modificatorias. De esta forma, las retenciones para la soja volverán al 35 %; para el girasol al 32 %; para el maíz al 25 % y para el trigo al 28 %. En los argumentos de la norma, el gobierno mantuvo su posición, volvió a defender el derecho que lo asiste a subir las retenciones y criticó duramente la protesta del campo. Se abre un nuevo escenario de necociacion con las entidades agropecuarias.   

Pasado el mediodía el ministro leyó el decreto que instruye al ministro de Economía, Carlos Fernández, a limitar “la vigencia de la resolución 125” y sus complementarias.  Con la limitación de la vigencia de esa resolución, el gobierno pone en vigencia las resoluciones 368 y 369 de noviembre del año pasado: las retenciones para la soja volverán al 35 %; para el girasol al 32 %; para el maíz al 25 % y para el trigo al 28 %. En los hechos, Cristina Kirchner retrotrae la situación al día previo al inicio del conflicto.

"Ordenamos dejarla sin efecto", dijo Fernández que recordó que la medida "fue pretexto para un violento lock out que generó cortes de ruta y desabastecimiento”, en referencia a las acciones de las entidades del agro durante los últimos 140 días de conflicto.Y tras anunciar la medida dijo que  “tal vez más adelante” se envíe un nuevo proyecto impositivo al Congreso.

En los argumentos de la nueva norma la presidenta volvió a defender sus convicciones y advirtió que “no puede haber sector que imponga coercitivamente al conjunto sus propios intereses de lucro”. “No debe haber interés que pueda estar por encima del interés de la Patria”, sentenció.

También defendió la distribución del ingreso y dijo que el precio internacional de los alimentos " mejora el ingreso de quienes los prducen en proporciones geométricas" y deja afuera a los sectores populares.

Para equilabrar esta situación "se modificaron los derechos de exportación vigentes para la soja, el girasol, maíz, trigos y sus derivados. En consecuencia se decidió que fueran móviles y se incrementaron para la soja y sus derivados y se disminuyeron para el trigo y el maíz".

Defendió la decisión de la presidenta de la presentación de la resolución 125 y acusó al campo por la suba de precios: "El decreto rubricado en uso legítimo de facultades constitucionales y legales fue pretexto para un violento lock out que inició una escalada de cortes de rutas, desabastecimiento, encarecimiento de alimentos, coacciones, amenazas, agresiones verbales y físicas y ha querido ser presentado ante el pueblo de la Nación como una manera de menoscavar al Honorable Congreso de la Nación".

En la norma, Fernández de Kirchner sostuvo que el debate en torno de la resolución mostró “un ejercicio democrático al interior  de las instituciones”, pero también advirtió que se dio en “un marco de agresiones y presiones de todo tipo sobre los legisladores y sus familias” y consideró que deben ser “desterradas” del  comportamiento social.

Dice además que "si bien los diputados pudieron acordar un proyecto que logró una mayoría parlamentaria suficiente, en la Cámara de Senadores sólo pudieron empatar en singulares condiciones y sin ningún consenso positivo, generándose una virtual imposibilidad de decisión oportuna del tema".

Además indica que al rechazar el proyecto es el Ejecutivo el que nuevamente decide: "Con una de las Cámaras a favor de la ratificación de la medida con mayoría absoluta y, la otra en virtud de aquel desempate, rechazando esa medida, no se ha podido resolver la cuestión, toda vez que deja el trámite inconcluso y al Congreso sin manifestación". "Es este Poder Ejecutivo entonces el que debe dirimir la cuestión, volviendo a ejercer sus facultades, pues de otro modo ha sido imposible".

Entonces indica que "corresponde tomar las medidas que posibiliten destrabar la situación, instruyendo al señor Ministro de Economía y  Producción para que limite la vigencia de las normas que instrumentaron las retenciones móviles así como las que se destinaron a compensaciones, para que rijan retenciones iguales a las fijas que disponían  las resoluciones 368 y 369 de este Ministerio de fecha 7 de  noviembre de 2007 (conocidas como las del 35 por ciento), a partir de la fecha de su publicación en el Boletín Oficial".

La derogación de la resolución 125 fue tomada un día después que el Senado -con el voto del titular del cuerpo, el  vicepresidente Julio Cobos- rechazara el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo que buscaba la ratificación de la norma dispuesta el 11 de marzo pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario