Política

El gobierno cruzó duro a la Auditoría de la Nación

El jefe de Gabinete dijo que el organismo a cargo del radical Despouy hace "oposición política". El titular de la AGN defendió la investigación.

Viernes 14 de Febrero de 2014

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, descalificó ayer el informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) que detectó un desvío de fondos millonario por parte de la Fundación Madres de Plaza de Mayo en la construcción de viviendas sociales y denunció que ese organismo es una "herramienta de oposición" para "atacar al gobierno".

Como contrapartida, el titular de la AGN, Leandro Despouy, se mostró "sorprendido" por el "insólito ataque" de Capitanich, y defendió el informe al asegurar que está realizado en base a "información validad por la Justicia".

En tanto la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, dijo no haber leído el informe de la Auditoría sobre la presunta malversación de fondos, aunque lamentó que todavía están "pagando las deudas" de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender.

Capitanich defendió el plan Sueños Compartidos, a cargo en su momento de la Fundación encabezada por Bonafini y juzgó los informes de la AGN "absolutamente inconsistentes, carentes de lógica, sentido y rigurosidad".

"La AGN en manos de la oposición es una herramienta de oposición política con el sentido de atacar el gobierno", lanzó el funcionario en referencia al organismo que conduce el radical Despouy.

En una investigación de más de 200 páginas, la Auditoría detectó una faltante de 42 millones de pesos en la construcción de viviendas sociales de la Fundación de las Madres, cuyo ex administrador, Sergio Schoklender, protagonizó una feroz pelea pública con Bonafini.

"Yo celebro que el gobierno nacional haya impulsado una iniciativa de esta naturaleza que ha permitido mejorar la calidad de vida de muchos chaqueños y muchos argentinos", sostuvo Capitanich al elogiar el programa Sueños Compartidos en su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada.

Despouy defendió el informe de la AGN al asegurar que contiene "información validada por la Justicia" y por los propios miembros "oficialistas" del organismo.

Además, advirtió que el estudio "tiene elementos muy categóricos no solo de responsabilidad de quienes administraron el programa Sueños Compartidos, los hermanos Schoklender, tesoreros, etcétera, sino también sobre el comportamiento de funcionarios de gobierno".

Consultado por los dichos de Capitanich, Despouy se manifestó "sorprendido" por el "insólito ataque" del ministro coordinador y advirtió que con sus dichos "intenta denigrar" a la AGN. Además, destacó que "va a implicar una fuente importante para la labor parlamentaria" y "para la Justicia" porque "hay elementos contundentes".

"Gran parte de nuestra labor está fundada en documentación que ha procesado y que se encuentra en manos de la Justicia. De tal manera que la validez de este informe y las pruebas contundentes que contiene van a ser necesariamente procesadas por la Justicia", sostuvo.

Mientras, Bonafini evitó analizar el informe porque, dijo, "no lo leí todavía", al señalar que "nosotros estamos pagando las deudas de ellos (por los Schoklender), que es lo más trágico que nos pasa", señaló, para luego destacar que "estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano por los juicios y cosas que no tenemos nada que ver", se desligó, y agregó: "Es bueno que una vez les toque a ellos también".

En esa misma línea, admitió que "la verdad para nosotros fue una hecatombe, casi perdemos todo. Con ayuda de mucha gente sostuvimos lo que tenemos. Estamos todavía pagando las deudas y juicios", y aseguró que "el plan de viviendas estaba en manos de ellos".

María Julia se negó a declarar en otro juicio por corrupción

La ex polifuncionaria menemista María Julia Alsogaray se negó ayer a declarar en el cuarto juicio en su contra por hechos de corrupción luego que fuera rechazado su planteo de prescripción de la causa por el paso del tiempo, el que interpuso ni bien empezó el debate el pasado martes.

El Tribunal Oral Federal Nº6, integrado por los jueces José Martínez Sobrino, María del Carmen Roqueta y Julio Panello, tuvo en cuenta el dictamen de la fiscal Sabrina Namer, que había pedido rechazar la prescripción pues consideró que el único objetivo de la defensa era evitar el juicio.

Alsogaray, de 71 años, quien ya recibiera dos condenas (una de cuatro años por administración fraudulenta y otra de tres por enriquecimiento ilícito), está acusada por actos de corrupción en la privatización de la estatal Entel, en 1989. También son juzgados Gustavo Daneri (ex coordinador general de Entel) y Hernán Pflaum y Juan Carlos Pickenhayn, del estudio Javier Fernández Madero y la consultora KPMG.

La acusación es por la contratación supuestamente irregular durante el proceso de liquidación de Entel, de la que era titular, y que perjudicó al Estado en unos 250 millones de dólares.

La investigación fue sobre el contrato pactado entre Entel y la Unión Transitoria de Empresas (UTE), esta última integrada por la Consultora KPMG, el estudio Jaime Fernández Madero y Copiga SA, por el cual se realizaron tareas de liquidación y certificación final de contratos de obra pública que había firmado Entel.

Se sospecha que las autoridades de Entel ampliaron los plazos de ejecución o duplicaron los precios sin justificación aparente, por lo que se iniciaron innumerables juicios que no se pudieron cobrar y perjudicó al Estado.

El año pasado, Alsogaray fue sobreseída por prescripción de la causa en un primer juicio y condenada a cuatro años en otro, ambos por administración fraudulenta cuando se desempeñó en la Secretaría de Medio Ambiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS