Política

El gobierno cruzó duro a Bonadío por el operativo contra Máximo Kirchner

"Es un despropósito que un magistrado que tiene una causa detenida durante 6 meses mágicamente la saque y la desempolve, está fuera de foro", afirmó el funcionario.    

Miércoles 15 de Julio de 2015

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró ayer que el operativo dispuesto por el juez federal Claudio Bonadío en la empresa inmobiliaria que pertenece a Máximo Kirchner en Río Gallegos es "un show" que armó y "desempolvó" a 16 días hábiles de las elecciones primarias nacionales.

"Es un despropósito que un magistrado que tiene una causa detenida durante 6 meses mágicamente la saque y la desempolve, está fuera de foro", afirmó el funcionario.

Además, el jefe de ministros explicó que esto "genera un hecho político" que "no tienen ninguna razón de ser" y afirmó que "es una decisión meramente política".

Fernández subrayó que los operativos realizados el lunes por disposición de Bonadío "tienen que ver con tratar de poner arriba del tapete una discusión que terminará en nada" y afirmó que es una presentación con un "show que se armó".

Por su parte, el diputado y secretario general de La Cámpora, Andrés Cuervo Larroque, indicó que el precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, es el "claro beneficiario" del operativo en la oficina de la inmobiliaria de Máximo Kirchner.

"El movimiento de la jugada es en tándem y tiene beneficiarios claros. Hay un beneficiario claro que es el candidato del PRO", recalcó el legislador del Frente para la Victoria.

Para Larroque, "lo que se busca es generar la espectacularidad en algo que no tiene un basamento real".

"Esto comenzó después de aquel acto masivo en Argentinos Juniors, donde Máximo hizo su aparición pública. Era denostado como un inofensivo jugador de Play Station y de repente se les apareció a los grupos de poder, al establishment, a las corporaciones, como un potencial enemigo en una nueva contienda electoral", evaluó Larroque.

A su entender, la posibilidad de que "un nuevo Kirchner" figure "en el escenario político provocó que empiecen a desarrollarse estos movimientos del juez Bonadío".

"Esto expresa la impotencia política de los sectores corporativos y de la oposición, que en vez de ir a una contienda electoral por los cursos correspondientes apela a armas no convencionales, que tienen que ver con denostar, destruir y confundir", cuestionó Larroque.

Al respecto, señaló que "estas medidas" judiciales "lo que buscan es sembrar dudas, enrarecer el escenario, y a pocos días de una elección lo que queda es la confusión".

Bonadío ordenó una serie de operativos judiciales en la ciudad santacruceña de Río Gallegos para obtener información de las empresas Idea SA y Valle Mitre, que administran hoteles que son propiedad de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario