Política

El gobierno criticó al mediador: "Sólo le faltaba ponerse la camiseta buitre"

Tras no lograrse un acuerdo con los "holdouts", consideró una "aberración" plantear que Argentina se encuentre en default. Acusó a Daniel Pollack de estar a favor de los holduots.

Domingo 03 de Agosto de 2014

El gobierno consideró ayer una "aberración" plantear que Argentina haya entrado en default por no lograr un acuerdo con los fondos buitre (los bonistas que quedaron fuera de los canjes de 2005 y 2010) y responsabilizó del desacuerdo al mediador en la disputa judicial, Daniel Pollack, al que acusó de estar a favor de los holdouts.

"Lo único que le faltaba a Pollack era ponerse la camiseta de los buitres, tirar el centro y cabecear", chicaneó el viceministro de Economía, Emmanuel Alvarez Agis, uno de los funcionarios a cargo de la negociación con los holdouts junto al ministro Axel Kicillof.

"Argentina está en perfectas condiciones porque ha depositado los fondos", remarcó por su parte el senador kirchnerista Aníbal Fernández, y agregó: "Default es cuando uno está en mora, y la Argentina desde el 25 de mayo de 2003 a la fecha lleva pagado 190 mil millones de dólares".

Tras dar esos datos Aníbal Fernández consideró que es una "aberración" que se diga que Argentina entró en default por la decisión del juez de Nueva York Thomas Griesa, quien respaldó el reclamo de los holdouts de impedir que los fondos que se depositaron para pagarle a los bonistas reestructurados.

En línea, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, consideró que "el que no paga está en default", y aclaró que "Argentina ha cumplido sus obligaciones: arregló con Club de París, Chevrón, depositó lo que tenía que depositar de acuerdo a lo convenido en la reestructuración de la deuda".

"La Argentina está siendo acosada por esa especulación, pero hace todo lo que tiene que hacer para preservar sus intereses y defender esa reestructuración", defendió.

Pago y bloqueo. A su turno, Alvarez Agis, quien ayer dio varios reportajes radiales para explicar la situación Argentina, reiteró que el país "pagó su deuda" a quienes en su momento aceptaron la reestructuración de su deuda, pero culpó al juez Griesa de "bloquear el pago" de 539 millones de dólares realizado a fines de junio en las cuentas del Bank of New York.

El viceministro responsabilizó del desacuerdo con los representantes de los fondos buitre al mediador en la disputa judicial, Daniel Pollack, al que acusó de una postura parcial en favor de los holdouts.

"Es una negociación difícil, sobre todo cuando el mediador está del lado del otro. Lo único que le faltaba a Pollack era ponerse la camiseta de los buitres, tirar el centro y cabecear", criticó el funcionario en clave futbolística.

Para el viceministro, "se dice que hay default para arrinconar a la Argentina", y aclaró que "intimamos al banco de Nueva York para que distribuya los fondos".

"Hasta el juez Griesa reconoció que los fondos no son de su propiedad sino de los bonistas. La posición argentina es clara. No vamos a pagar sumas extraordinarias ni bajo extorsión como quieren los fondos buitre", dijo, y adelantó: "Vamos a seguir negociando para encontrar una solución. Siempre dijimos que después del 30 no se iba a acabar el mundo. Argentina sigue andando".

Por su parte, Griesa instó a seguir negociando y habilitó el pago de bonos en Europa mientras que en una audiencia con la Argentina y los holdouts insistió en "la necesidad de un acuerdo" y destrabó una parte de los fondos.

Peligro interno. Al referirse a la cuestión, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, dijo que son "más peligrosos que los buitres de afuera son los buitres de adentro, que hacen su negocio en detrimento del pueblo".

Al inaugurar el Encuentro del Movimiento San Martín, en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, de Florencio Varela, Domínguez dijo que "es necesario un compromiso político nacional que trascienda las fronteras partidarias y se centre en la defensa del futuro de la patria".

"Porque mientras hay algunos que le cuentan los días, la presidenta Cristina Fernández está al frente de una pelea que no dirime cuestiones personales sino que plantea qué país queremos dejarle a nuestros hijos", completó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS