Política

El gobierno cambia la estrategia en torno al polémico "valijero"

El gobierno exhibió un cambio de tono en la polémica abierta con los Estados Unidos por el caso del empresario Guido Antonini Wilson, quien intentó ingresar ilegalmente al país una valija con 800 mil dólares. A través del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que ya “no es un tema” para la administración de la presidenta Cristina Fernández.

Martes 08 de Enero de 2008

El gobierno exhibió un cambio de tono en la polémica abierta con los Estados Unidos por el caso del empresario Guido Antonini Wilson, quien intentó ingresar ilegalmente al país una valija con 800 mil dólares. A través del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que ya “no es un tema” para la administración de la presidenta Cristina Fernández.
  Las declaraciones coincidieron con una nueva audiencia en Miami, donde otros dos acusados de presionar a Antonini Wilson se declararon inocentes.
  “Eso para nosotros ya está. Lo que teníamos que decir ya lo dijimos. Ahora que cada uno haga lo que tenga que hacer, la Justicia argentina lo suyo, y la Justicia americana lo suyo, eso ya no es un tema nuestro”, puntualizó Fernández.
  Sus declaraciones marcaron un giro frente a las acusaciones contra la administración norteamericana que habían caracterizado las últimas consideraciones del gobierno frente a las derivaciones por el juicio abierto en Florida.
  Ayer, el abogado venezolano Moisés Maiónica y el empresario del mismo origen Carlos Kauffmann, acusados de actuar como “agentes encubiertos” para presionar a Antonini Wilson, se declararon inocentes ante una corte de Miami.
  La Fiscalía federal estadounidense deberá en los próximos días mostrar a los abogados de los detenidos las pruebas de sus acusaciones. En tanto, los otros dos implicados, el venezolano Franklin Durán y el uruguayo Rodolfo Wanseele Pacielo, ya se habían declarado inocentes.
  Otro de los acusados, el venezolano José Canchica Gómez, está prófugo. A fines de diciembre último, en declaraciones a la prensa, los voceros del FBI confirmaron que Antonini Wilson “cooperó y sigue cooperando con una investigación sobre la actuación de cinco agentes extranjeros en territorio estadounidense, pero no participa en ningún programa de testigo protegido”.
  En ese marco, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, acusó al gobierno estadounidense de proteger a Antonini Wilson, y reiteró el pedido de extradición. “Extraditen a Antonini Wilson, no lo protejan”, enfatizó Fernández (ver aparte).
  En diciembre pasado, el fiscal norteamericano Tom Mulvihill aseguró que el destino de los 800.000 dólares era la campaña electoral de Cristina Fernández, acusación que fue considerada por el Ejecutivo nacional como una “operación basura” de EE.UU.
  Una vez que estalló el escándalo, el gobierno argentino envió a EEUU dos pedidos de extradición de Antonini Wilson, para investigarlo por contrabando y lavado de dinero, aunque todavía no hubo respuesta.
  De acuerdo con declaraciones de un fiscal federal que interviene en el caso, grabaciones obtenidas por el FBI de los detenidos indicaron que el dinero era un aporte venezolano a la campaña electoral de la entonces candidata Cristina Kirchner.   Los fondos le fueron incautados a Antonini Wilson por las autoridades aduaneras argentinas a su llegada a Buenos Aires, pero el empresario no fue detenido, ni interrogado en ese momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario