Política

El Frente de Todos unificado suma 41 miembros en el Senado nacional

Hoy juran los nuevos integrantes de la Cámara alta, entre ellos Mirabella, quien hasta 2021 ocupará la banca que deja Perotti

Miércoles 27 de Noviembre de 2019

En la previa a la sesión preparatoria de hoy, que incluirá la jura de los nuevos senadores nacionales electos, el peronismo, en su eterno retorno, mostró ayer otra prueba de carácter: la bancada que será la oficialista dentro de dos semanas se unificó en la Cámara alta, alcanzando los 41 miembros. Una robusta mayoría absoluta que excede con comodidad al número 37, el que otorga quórum y abre las sesiones.

Ya no habrá matices ni tensiones entre los dos bloques que hasta hoy juegan al interior de la alianza Frente de Todos (FdT). Los kirchneristas, bajo el ala política de Cristina Fernández (fracción mayoritaria a partir del 10 de diciembre próximo), y los peronistas de los gobernadores (actual bloque Justicialista, hasta ayer conducido por el cordobés Carlos Caserio y que durante un largo ciclo supo liderar Miguel Pichetto).

Todo el conglomerado peronista ahora tendrá al formoseño José Mayans como jefe de bloque. Secundado por Anabel Fernández Sagasti, mendocina y ex candidata a gobernadora, como vice.

La otra definición decisiva en el cuerpo fue la confirmación de Claudia Zamora, senadora por Santiago del Estero, como presidenta provisional de la Cámara alta.

También quedó resuelto que Claudia Ledesma Abdala, santiagueña, ocupará la segunda línea sucesoria presidencial. Y reemplazará a CFK en la titularidad del plenario, en los casos de ausencia.

José Mayans, el más cristinista entre los senadores que hasta ayer no integraban la fracción kirchnerista, finalmente fue el elegido por la propia ex presidenta como factor de articulación y unidad.

De ese modo, Cristina evitó imponer uno de su propio riñón, aunque conservará la conducción política sobre el formoseño.

Por lo demás, todos los bloques y monobloques provinciales que adhirieron al FdT, pero que se mantuvieron hasta ahora como aliados, decidieron disolverse para integrar el nuevo superbloque oficialista. Es el caso de los santiagueños, misioneros y pampeanos, entre otros.

La fortaleza del nuevo bloque sorprendió y canceló cualquier especulación sobre posibles fricciones entre los K y un presunto albertismo, al que tributarían los gobernadores.

Cristina, en acuerdo con el presidente electo, terminó definiendo un armado amplio que la deja como líder indiscutida del Senado, sin soslayar la incidencia política de todos los sectores del peronismo.

Al momento de valorar las razones de la unificación, distintos senadores explicaron a LaCapital. "Es un momento para deponer cualquier interés personal, dejar de lado matices y egos y dar un fuerte mensaje de unidad", comentó, entre otros, el chubutense Alfredo Luenzo. Uno de los que disuelve su bloque para integrarse.

El reemplazante

Junto a los 24 senadores electos en octubre, también jurará el santafesino Roberto Mirabella. Será en reemplazo de Omar Perotti, gobernador electo, quien asumirá el 11 de diciembre.

Mirabella ocupará la banca por dos años, hasta 2021, el tiempo que le restaba a Perotti para completar su mandato. Y ya se mostró en la primera reunión del nuevo bloque unificado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario