Política

El Frente Progresista se impuso en todos los distritos de la ciudad salvo en Empalme

Pablo Javkin, el gran ganador de la interna del frente, se impuso en el centro y en barrios como Alberdi y Echesortu. Irizar ganó en los barrios, como en las seccionales 11, 12, 13, 18, 19, 21 y sub 2ª. Sukerman, que fue el más votado, lo hizo en Empalme Graneros

Lunes 29 de Abril de 2019

El análisis del voto de los rosarinos en estas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) muestra que el Frente Progresista triunfó en todos los barrios a excepción de Empalme Graneros, donde Roberto Sukerman erigió su bastión.
Los dos candidatos de la coalición oficialista, Pablo Javkin y Verónica Irizar, se alzaron con el triunfo desde el centro a la periferia. En el sector comprendido entre los bulevares el claro ganador fue Javkin, que llevó su victoria mucho más allá, hasta barrios como Alberdi y Echesortu, entre otros.
Las seccionales 11, 12, 13, 18, 19, 21 y sub 2ª, en tanto, fueron para Irizar. No obstante, ese voto en barrios como Las Delicias, por ejemplo, no le alcanzó a la socialista para quedarse con la interna del frente, que por primera vez en 30 años llevará un candidato no socialista a disputar la elección por la Intendencia de Rosario.
infoBARRIOS.jpg
El Frente Progresista se impuso en la enorme mayoría de las seccionales.
El Frente Progresista se impuso en la enorme mayoría de las seccionales.
infoBARRIOS2.jpg

La elección del Frente Progresista evidencia una franca recuperación tras el magro resultado de los comicios legislativos de 2017. Por entonces, la lista de concejales que encabezaron Javkin e Irizar fue derrotada en todos los barrios, en lo que fue uno de los peores resultados electorales en la historia de la coalición oficialista.
Como se ve, en política dos años son una eternidad y en ese marco múltiples factores ayudaron a que esa coyuntura sea diametralmente opuesta a la actual, que muestra a un Frente fortalecido.
Por su parte, Cambiemos vio licuar miles de votos que había cosechado en 2017, cuando el mapa rosarino se había pintado de amarillo con un claro triunfo de Roy López Molina.
Dos años después y crisis económica nacional mediante, la agrupación macrista quedó segunda en los barrios más céntricos y fue relegada al tercer lugar por el peronismo en los más alejados.
Ese crecimiento del PJ en los barrios fue liderado por Sukerman, que volvió a imponerse en Empalme Graneros, al igual que en 2017, y que se convirtió en el hombre más votado en el día de ayer.
Ciudad Futura, en tanto, se mantiene como cuarta fuerza y no logra terminar con el estigma que lo persigue desde hace años: sigue sin poder imponerse en Nuevo Alberdi, el barrio que vio nacer a esta agrupación en el tambo "La Resistencia".
No obstante, allí sí logró desplazar al cuarto lugar a Cambiemos y se ubicó tercera.



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});