Política

El Frente Progresista reclamó que se desestime el pedido de recuento voto a voto

Los apoderados hicieron una presentación al Tribunal Electoral reclamando la correspondiente aplicación del Código Nacional Electoral. "Si el acta está bien, si está completa y consistente, el acta es el último documento", indicaron.

Martes 16 de Junio de 2015

El Frente Progresista Cívico y Social realizó una presentación ante el Tribunal Electoral de la provincia reclamando que se desestime el pedido de Unión PRO Federal y del Frente Justicialista de que se abran todas las urnas de las elecciones generales del pasado domingo y se cuente voto a voto.

El escrito, que lleva la firma de los apoderados del Frente Progresista, señala el reclamo de PRO y del Frente Justicialista para que "se deje sin efecto la metodología establecida en el Código Electoral Nacional para la realización del escrutinio definitivo" con el argumento de que "ha habido un recuento o escrutinio provisorio incompleto".

"Venimos a solicitar se desestime lo peticionado, por no darse la causal extrema, prevista en el artículo 118 del Código Electoral, la que se aplicará, exclusivamente, en los supuestos contemplados en esa normativa", indica la presentación de Eduardo Rubén Nini, Joaquín Andrés Blanco, Carlos María Montenegro, José Mariano Romero Acuña, Fernando Peverengo y Diego Martín Herrera.

El artículo 118 al que apunta el escrito se refiere al recuento de sufragios por errores u omisiones en la documentación. "En casos de evidentes errores de hecho sobre los resultados del escrutinio consignados en la documentación de la mesa, o en el supuesto de no existir esta documentación específica, la Junta Electoral Nacional podrá no anular el acto comicial, avocándose a realizar íntegramente el escrutinio con los sobres y votos remitidos por el presidente de mesa" indica el texto del Código Nacional Electoral.

En tanto, la presentación del Frente Progresista destaca que el recuento voto a voto se realizará "en los supuestos en que: 1) «no hubiere acta de elección de la mesa o certificado de escrutinio firmado por las autoridades del comicio y dos fiscales por lo menos»; 2) «hubiera sido maliciosamente alterada el acta o, a falta de ella, el certificado de escrutinio no contare con los recaudos mínimos preestablecidos»; y 3) «el número de sufragantes consignados en el acta o, en su defecto, en el certificado de escrutinio, difiera en cinco sobres o más del número de sobres utilizados y remitidos por el presidente de mesa»".

"Es decir que, si bien el escrutinio con los sobres y votos remitidos por el presidente de mesa es una facultad del T.E.P., la aplicación del artículo 118 del Código Electoral Nacional procede sólo en los supuestos en que se verifiquen evidentes errores de hecho sobre los resultados del escrutinio consignados en la documentación de la mesa, o en cuando no existiera esta documentación", precisa el pedido al Tribunal Electoral.

También afirma que "en toda elección, en cualquier lugar del mundo donde haya recuento provisional, nunca se llega al 100 por ciento", además de precisar que "en el Código Nacional Electoral se establece que solamente ante determinadas situaciones se pueden abrir las urnas: cuando faltan firmas en las actas, cuando falta algún resultado, o cuando hay alguna diferencia notoria respecto de las actas que integran la misma escuela, un partido político puede pedir el recuento de los votos, y el juez electoral o el tribunal electoral en este caso, determina que así sea".

"Siempre hay que contar las actas. Si el acta está bien, si está completa y consistente, el acta es el último documento", concluye para citar al director nacional electoral, Alejandro Tullio, quien precisó que “recontar todas las urnas si las actas están bien es una medida ilegal”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS