Política

El fiscal Nisman fue contundente: “A mí no me conduce Stiuso ni nadie”

El fiscal de la causa ratificó su acusación contra la presidenta Cristina Kirchner y el canciller y negó influencia de los servicios. Criticó al “imputado Timerman”.

Viernes 16 de Enero de 2015

El fiscal de la causa Amia, Alberto Nisman, ratificó su acusación contra la presidenta Cristina Kirchner y el canciller Héctor Timerman, a la vez que negó la supuesta influencia del ex agente de Inteligencia Jaime Stiuso.
  Minutos después de que Timerman cuestionara su denuncia y toda su actuación en la causa Amia, Nisman sostuvo que “el negocio de un imputado es la polémica” y agregó: “Todo lo que tenga que decir el imputado Timerman lo vamos a hablar delante del juez, no le voy a contestar”.
  El fiscal ratificó que el objetivo del Memorándum de Entendimiento “fue bajar las circulares rojas” que emitió Interpol contra los imputados iraníes y, de esta manera, contradijo uno de los argumentos esgrimidos por Timerman.
    Por otra parte, el fiscal se refirió puntualmente a las escuchas telefónicas en las que basó su denuncia y que implicarían a la presidenta, al canciller, al diputado y líder de La Cámpora, Andrés Larroque, al dirigente oficialista Luis D Elía, y al líder de Quebracho, Fernando Esteche. “Yo no investigué y no ordené las intervenciones (de los teléfonos) ni de Esteche, ni de Larroque, ni de D Elía”, aseguró Nisman y precisó que “ellos hablaban con el teléfono de (Jorge) Khalil”, un referente de la comunidad iraní en la Argentina cuyo número telefónico “ya estaba intervenido”.
  Además, negó la supuesta influencia de Stiuso en su denuncia, algo de lo que lo acusa todo el arco oficialista y el propio juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral, quien dijo que al fiscal lo “conducen” los servicios de Inteligencia.
  “A mí no me manejó Stiuso ni nadie. Las decisiones las tomo yo y las responsabilidades son exclusivamente mías”, enfatizó el fiscal, al tiempo que calificó esa acusación como “una defensa política”. Más temprano, Nisman relató que “el tema empezó de casualidad, con un teléfono que ya estaba intervenido porque por ahí hablaba (Mohsen) Rabbani”.
  “Tuvimos la mala suerte de que siempre habló desde Irán, pero en ese teléfono fue cuando aparecieron las primeras escuchas vinculadas a esta denuncia”, agregó Nisman. Y continuó: “Vino un día un asesor y me dice que en una conversación empezaron a hablar de que van a zafar de la investigación. Decían cosas sobre mi persona”.

Carrió y los "grotescos" personajes de la "diplomacia paralela"

La diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió acusó a la presidenta Cristina Fernández de vincularse con "una diplomacia paralela que tiene relaciones con grupos terroristas de Medio Oriente", y consideró "obvio" que el gobierno buscó "el petróleo" de Irán, al avalar una denuncia del fiscal federal Alberto Nisman contra la mandataria.

Luego de que Nisman pidiera la indagatoria de la Presidenta por supuesto "encubrimiento" de Irán en el atentado a la Amia, Carrió advirtió que "es terrible la política internacional de Cristina: va a dar impunidad a los iraníes" y también, dijo, entabla "un acuerdo estratégico con (el presidente ruso Vladimir) Putin, que es un Estado autoritario".

En declaraciones radialese denunció que en el llamado Memorandum de Entendimiento con Irán, en torno al ataque a la mutual judía, "estaba muy clara la jugada" de la Casa Rosada, "estaba muy claro que estaban buscando el petróleo" de ese país a cambio de granos argentinos, según la denuncia que hizo Nisman ante la Justicia.

La diputada nacional de la Coalición Cívica evaluó que "de estas historias sucias, terribles" sobre negociados entre gobiernos internacionales hay numerosos ejemplos en el mundo, pero alertó que aquí "lo que adquiere visos de grotesco es esta diplomacia paralela (Fernando) Esteche-Side", en alusión al integrante de Quebracho, y la presunta participación del ex piquetero Luis D'Elía en el supuesto entramado denunciado por el fiscal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS