Cuadernos de las coimas

El financista Ernesto Clarens se sumó ayer a la lista de "arrepentidos"

Firmó un acuerdo con el fiscal Stornelli, que debe ser homologado por el juez federal Claudio Bonadio.

Sábado 18 de Agosto de 2018

El financista Ernesto Clarens se sumó ayer a la larga lista de empresarios y ex funcionarios "arrepentidos" en la causa de los cuadernos. Para ello firmó un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli, que debe ser homologado por el juez federal Claudio Bonadio.

   Clarens, quien declaró ayer en los Tribunales de Comodoro Py, fue mencionado por algunos empresarios como el receptor de los bolsos con coimas en pesos que se les pagaban a ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

   El empresario llegó temprano ayer a Comodoro Py. Su primer acto procesal fue designar abogado defensor. Luego firmó el acuerdo para colaborar con la Justicia y declaró ante el fiscal Carlos Stornelli.

   Según fuentes judiciales, corroboró los dichos de dos empresarios arrepentidos que aseguraban que llevaban dinero de coimas en pesos a su financiera y luego él los transformaba en dólares y se los entregaba a gente de confianza de Néstor Kirchner, entre los que estaba Daniel Múñoz, ex secretario del ex presidente.

   No es el primer caso judicial que salpica a este empresario. De hecho, Clarens es considerado por la Justicia como una pieza clave dentro del sistema de lavado de dinero que tuvo como cara visible al empresario santacruceño Lázaro Báez.

   Imputado en la causa que investiga la fuga de miles de millones de pesos destinados a la obra pública mediante empresas del constructor patagónico, a Clarens le adjudican ser el cerebro detrás de la construcción del entramado ilegal que era utilizado para blanquear los billetes.

   Durante el esplendor del kirchnerismo estuvo estrechamente vinculado al ex presidente Néstor Kirchner. Tal es así, que en la city decían irónicamente que el nombre de su financiera, Invernes, respondía a "Inversiones Néstor".

   Durante su declaración en la causa donde se investiga la ruta del dinero K, Leonardo Fariña aseguró que a través de su financiera Clarens obtuvo contratos con la provincia de Santa Cruz cuando Néstor Kirchner era gobernador.

   "Clarens se dedicaba a transformar los recursos de la obra pública en pesos, euros y dólares, que luego eran girados al exterior", sostuvo Fariña ante la Justicia cuando pidió formar parte del programa de protección de testigos y brindó detalles del entramado de corrupción del que participó.

   Clarens conoció en los años ochenta a Lázaro Báez, cuando el empresario era todavía gerente del Banco Santa Cruz. Se convirtió en un hombre muy cercano a Báez, en un consejero. Esa relación lo llevó a entablar un contacto con Kirchner, cuando era mandatario de la provincia del sur.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario