Política

El excandidato presidencial Scioli se apuró a admitir la derrota para evitar un caos

El saliente gobernador bonaerense Daniel Scioli sostuvo que evitó poner en vilo al país. "Voy a colaborar para que a Macri lo ilumine Dios para poder cumplir las expectativas por el bien de la Argentina".

Sábado 28 de Noviembre de 2015

El gobernador bonaerense Daniel Scioli sostuvo ayer que los argentinos reclaman "concordia, la armonía" y remarcó que el domingo último reconoció de inmediato la derrota en el ballottage para no "poner en vilo a la Argentina y generar situaciones que podían tener algunas características violentas".

El ex candidato presidencial por el Frente para la Victoria comparó la situación actual del país con el momento posterior a los partidos de rugby, al señalar que "hoy estamos en un tercer tiempo", y dijo que "en la Argentina hay un sentimiento popular de decir «busquemos la concordia, la armonía; como dice el Papa, la cultura del encuentro»".

"Los valores del deporte me marcaron para toda la vida, y una de las cosas que aprendí es: la victoria con humildad y, cuando te toca, perder con grandeza, con una actitud constructiva de poner tesón, voluntad", subrayó en un comunicado.

Además, Scioli se refirió a la noche del 22 de noviembre y recordó que salió a reconocer el triunfo de Cambiemos "porque percibía una tensión, una expectativa muy grande, porque había una enorme pasión de un lado y del otro y no iba a poner en vilo a la Argentina y generar situaciones que podían tener algunas características violentas como hemos visto en otros lugares".

Dijo que en ese momento fue "serio, responsable y prudente" porque había que "mostrar en estas circunstancias límites donde las personas se ponen a prueba" y que pensó "en la imagen internacional del país y en los argentinos".

Asimismo, destacó que de esa forma "se privilegió la armonía, la paz entre los compatriotas y el respeto a las instituciones", y agregó: "Yo soy de mirar para adelante, me surge un sentimiento de gratitud; para mí fue conmovedor".

"La gente eligió una alternancia, eligió un cambio. Yo voy a defender a toda esa gente y poder colaborar para que, como lo dije públicamente, a Mauricio (Macri) lo ilumine Dios para poder cumplir las expectativas por el bien de la Argentina", completó.

 

Domínguez. Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, también se refirió al resultado del ballottage, pero para lamentar que "muchos sectores no lo acompañaron (a Scioli) como debieron hacerlo dentro del Frente para la Victoria por mezquindades".

También consideró —a diferencia de Scioli— que "había que esperar más para reconocer la derrota" la noche del domingo 22.

"A Scioli muchos sectores no lo acompañaron como debieron hacerlo dentro del FpV y es lamentable que haya sucedido eso. Por mezquindades de dirigentes que cuidan sus puestos de trabajo; están aburguesados y han cambiado su forma de vivir y han perdido perspectiva de que el juez es el pueblo", sostuvo.

Domínguez dijo incluso que, aunque no es sciolista ni tiene "ningún compromismo" con el gobernador, "la elección estuvo plagada de mezquindades de dirigentes que estaban pensando en su propio destino y no en la propuesta que encargada Daniel Scioli".

De todos modos, repudió la frase sobre el "fuego amigo" acuñada por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, porque "no es un término de la democracia, sino militar".

Finalmente, consideró que "había que esperar un poco más" para salir a reconocer la derrota, porque en el FpV estaban "seguros de que la diferencia iba a ser menor" con el avance del escrutinio provisorio.

Vidal: "Si hay conflicto en diciembre, es con intención"

La gobernadora bonaerense electa, María Eugenia Vidal, salió al cruce ayer de versiones que sugerían que a fin de año podrían ocurrir protestas sociales al afirmar que si en diciembre llegara a haber conflictos sociales serían por maniobras con "intención política de desestabilizar".

"El fin de año pasado no hubo incidentes y teníamos similares niveles de pobreza, por lo que si hubiera ahora, con un nuevo gobierno electo, no queda más que pensar que hay intención política de desestabilizar", aseguró la dirigente del PRO.

Si bien afirmó que en la transición que viene llevando adelante con las autoridades salientes hubo avances en algunas áreas, como seguridad (detalló que se está "trabajando en el Operativo Sol y los refuerzos de seguridad de fin de año"), Vidal adelantó que en la provincia "no hay fondos previstos para pagar los aguinaldos y sueldos", algo que se sortearía con "endeudamiento y una ayuda de la Nación para poder pagar".

La sucesora de Daniel Scioli había adelantado que la economía bonaerense "no está ordenada, como dijeron todo el año, y tiene un déficit conocido de $5.000 millones, pero creemos que es más porque aún no accedimos al detalle de los números".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS