Política

El escrutinio provisorio dio ganador a Manzur por 14 puntos

Elecciones en Tucumán. El kirchnerista vencía 54 por ciento a 40 por ciento al radical Cano. Hoy comienza el conteo definitivo. Alperovich, dispuesto a abrir todas las urnas.

Martes 25 de Agosto de 2015

El candidato a gobernador de Tucumán por el Frente para la Victoria (FpV), Juan Manzur, volvió ayer a atribuirse la victoria en las elecciones contra "toda la oposición" por "más de 100 mil votos", mientras que el actual mandatario, José Alperovich, propuso la apertura de mesas y la realización de elecciones complementarias en localidades donde hubo incidentes.

Tras un conteo lento, el escrutinio provisorio daba ganador por 14 puntos al candidato oficialista sobre el postulante del Acuerdo para el Bicentenario (la alianza de radicales, macristas y massistas), José Cano. Escrutado poco más del 80 por ciento de las mesas, la fórmula de Manzur y Osvaldo Jaldo obtenía el 54,4 por ciento de los votos, mientras que el binomio de Cano y Domingo Amaya cosechaba 40,7 por ciento. En tanto, el escrutinio definitivo, que se realiza en base a las actas confeccionadas en cada mesa de votación y tiene valor jurídico definitivo, comenzará a desarrollarse hoy a partir de las 18.

En una elección extremadamente polarizada, el escrutinio provisorio mostraba que el actual vicegobernador fue votado por 406.778 tucumanos, mientras que el diputado nacional apoyado por la gran mayoría del arco opositor se quedaba con 304.623.

"Estaba seguro de que iba a ganar. La gente apostó por la continuidad de un trabajo que comenzó hace doce años y nos eligió porque saben que tenemos una planificación clara, con objetivos definidos que nos permitirán seguir mejorando", sostuvo Manzur. Acompañado por Alperovich, el ex ministro de Salud de la Nación rechazó los incidentes y acusó a la oposición de querer "embarrar una elección transparente haciendo cosas feas".

Asimismo, resaltó que le sacó "100 mil votos a la oposición toda junta", y señaló que su rival hizo "campaña con denuncias y cuestiones que no tienen nada que ver".

Por su parte, el radical Cano anticipó que recurriría a "todas las instancias legales para que se suspenda el escrutinio provisorio y se pase al definitivo", lo cual finalmente se dio. El opositor aseguró que en los comicios "hubo voto cadena, urnas cargadas con votos antes de que se iniciara la elección, y hechos de violencia, hasta tiroteos".

"Lo que ocurrió en Tucumán no tiene que ver con una fiesta de la democracia, como es una elección, y con la libertad de la gente de ir a votar con tranquilidad. Hubo incidentes en todos lados", agregó.

Sin embargo, el gobernador Alperovich pidió "elecciones complementarias" en las mesas en las que hubo incidentes, a la vez que desafió: "Si la oposición y la Junta Electoral quieren abrir todas las urnas, que lo hagan, porque buscamos la transparencia".

La elección provincial quedó polarizada entre el peronismo y el amplio frente opositor, liderado por el radicalismo, ya que el candidato que salió en tercer lugar, Ricardo Bussi (Fuerza Republicana), hijo del fallecido genocida Antonio Domingo Bussi, quedaba muy lejos, con un 3 por ciento. Los otros cuatro postulantes: Daniel Blanco, Gumersindo Parajón, Osvaldo Cirnigliaro y Mario Koltan, rondaban el medio punto porcentual cada uno.

Pese a que el peronismo retiene la Gobernación, se produjeron cambios de signo político en algunos municipios como Yerba Buena, Bella Vista y Concepción, donde ganó el radicalismo. En la capital provincial, San Miguel, también ganó el oficialismo porque resultó electo intendente el peronista Germán Alfaro, secretario de Gobierno del actual jefe comunal, Domingo Amaya, quien este año rompió con el alperovichismo y se anotó como compañero de fórmula de Cano.

Palabras cruzadas. El candidato a vicepresidente del FpV, Carlos Zannini, denunció ayer que "desde la oposición mandaron a quemar urnas" en Tucumán porque "quieren ensuciar el proceso electoral" de cara a la elección presidencial de octubre. Advirtió que "desde la oposición hablan de fraude porque no quieren hablar del amplio triunfo de Manzur".

Por su parte, el diputado nacional por la UCR Ricardo Alfonsín dijo que "existen razones más que sobradas para sospechar que en Tucumán puede haberse violentado la voluntad ciudadana", y pidió que se realice el "recuento controlado de las urnas".

Desde el PRO, la diputada Patricia Bullrich afirmó hoy que el gobernador y candidato presidencial kirchnerista Daniel Scioli, "está apañando la destrucción de la democracia".

En cambio, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, consideró que Mauricio "Macri viene gordo en las encuestas y sale flaco de las urnas".

Por su parte, la senadora nacional por Tucumán Beatriz Rojkés de Alperovich consideró que el oficialismo ha sido "permanentemente víctima de operaciones" políticas, a la vez que resaltó que la oposición "ha subestimado a los tucumanos, que no son ni indios ni salvajes".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario