Política

"El debate por el aborto nos cruzó a todos, nadie es el mismo de antes"

Omar Perotti nació el 6 de septiembre de 1959. Contador público. Fue intendente de Rafaela, diputado nacional y funcionario de la provincia de Santa Fe. Actualmente se desempeña como senador nacional.

Domingo 12 de Agosto de 2018

Omar Perotti quedó entre dos fuegos. Su decisión de abstenerse en la crucial votación en el Senado nacional por el tema del aborto legal le generó numerosas críticas de los que militaron el "sí" y de quienes actuaron en la vereda del "no", al fin la posición triunfante. Pero, fiel a su estilo, el dirigente rafaelino no se inmuta: "Al abstenerme tomé riesgos, pero en favor de una mejor ley. El Senado quedó en deuda", dice.

En una entrevista con La Capital, Perotti revela que desde hacía un mes se sabía puertas adentro de la Cámara alta que el proyecto sería rechazado, que no daban los números para apoyar la media sanción que llegaba de Diputados. "Mi proyecto fue para el minuto después. Lamentablemente el horario de la sesión se extendió y, en esa franja, no se pudo constituir en comisión. El proyecto ahora está en comisión, y desde allí seguiremos buscando que se apruebe. A lo mejor, lo podemos mejorar. Ninguno de nosotros es el mismo desde que comenzó el debate. Nos cruzó a todos", se confiesa el legislador.

Al margen de la cuestión sobre el aborto, el ex candidato a gobernador y potencial aspirante a la Casa Gris para 2019 objeta la posibilidad de votar a favor de la necesidad de la reforma constitucional (algo que se debatirá el 29 de agosto en la Cámara baja santafesina) y rechaza los rumores sobre un intento de ir por una candidatura presidencial.

—¿Lo que sucedió en el Senado fue un paso atrás en el camino a considerar el aborto legal y como una cuestión de salud pública?

—Fue muy poco. El Senado no estuvo a la altura de las expectativas que se habían generado sobre este tema. Teníamos elementos para haber construido algo mejor. Siento que dejamos a este tema en el mismo lugar que cuando comenzó el debate. Y dejamos a la mujer en el mismo lugar que cuando comenzó.

—¿No siente que usted, con la abstención, se quedó en la mitad del río?

—Esta Argentina del blanco y el negro debe tener señales de que no es el camino, sobre todo de parte de la dirigencia. Yo soy una persona de diálogo, de generar puntos de encuentro. Y, claramente, cuando el "no" queda materializado, y no desde el día de la votación. Hace más de un mes que todos saben que el "no" está consolidado. Me puse a trabajar en los puntos comunes, que era el camino más duro y difícil. Lo hago con total convencimiento, es mi forma de ser. No me gustan los extremos, y hay mucha gente con sentido común para tomar lo mejor, para aportar. Había que subir el piso de la discusión, que no le hacían resignar derechos y pensamientos a nadie. Era poner a la mujer en un lugar distinto. En el proyecto mío veíamos plasmado que la mujer no vaya presa, algo que todos querían.

—¿Se incorporaba el protocolo de la provincia de Santa Fe?

—El protocolo de la provincia de Santa Fe es una resolución del Ministerio de Salud de la provincia, que adhiere en 2012 a un programa nacional. Hay 8 provincias argentinas que no tienen protocolo, dos que lo tienen judicializado. Vaya, si era necesario ese piso jurídico. Por eso jugué esa instancia de poner un escalón más arriba. Mi proyecto fue para el minuto después. Lamentablemente, el horario de la sesión se extendió y, en ese horario, no se pudo constituir en comisión. El proyecto ahora está en comisión, y desde allí seguiremos buscando que se apruebe. A lo mejor, lo podemos mejorar. Ninguno de nosotros es el mismo desde que comenzó el debate. Nos cruzó a todos.

—El gobierno incluirá la despenalización del aborto en el proyecto de reforma del Código Penal. ¿Ahí se termina la historia?

—El presidente tendrá que enviar el proyecto a las Cámaras. Modificar el Código Penal es una tarea del Congreso. Las dos Cámaras tendrán que analizar el Código. Y ahí está mi preocupación, porque si quieren avanzar tendrán que hacer modificaciones. Mi proyecto es superior. Pero ahí vienen los tiempos para aprobar el Código Penal, porque habrá que aprobar muchos temas. Recuerdo la decisión de ir a las provincias cuando se reformó el Código Civil, y sería muy bueno que se repita. Pero esto no es para mañana. Por eso yo pretendía que se trate mi proyecto, luego del "no", para dar una señal específica a la mujer de parte del Senado. Es allí donde siento que al Senado le faltó.

—Ahora bien, la despenalización debería estar precedida de mayor presupuesto para la salud pública.

—En septiembre viene la ley de presupuesto. Y el presupuesto es el que va a poner blanco sobre negro cuánto importan los programas para la educación sexual, la salud reproductiva. Allí vamos a ver cuál es la preocupación central. Esas son las preocupaciones más importantes.

—Lifschitz dijo que usted no puede ser gobernador porque no toma decisiones.

—Meter un tema político en medio de la discusión de un tema tan sensible para la mujer no me parece adecuado. No voy a responder cuestiones electorales cuando discutimos un tema central de salud pública. No voy a politizar la respuesta al gobernador. Tomé posición pública. No voy a mezclar los temas.

—El 29 de agosto próximo se tratará en sesión especial de Diputados la declaración de la necesidad de la reforma constitucional. ¿Cuál es su posición?

—La opinión sobre la reforma constitucional y la reelección del gobernador la he dicho innumerables veces. En este momento institucional que vive la provincia de Santa Fe, con los ataques a integrantes y edificios del Poder Judicial sin respuesta alguna, las energías hay que ponerlas claramente en esos temas centrales. Hay complicaciones muy fuertes en el tema laboral, en el poder adquisitivo de la gente. Y la inseguridad en la provincia de Santa Fe alcanza uno de los picos mayores. Por favor, pongamos la energía en esos temas, en la institucionalidad. No perdamos el foco de lo principal.

—En los últimos días reapareció su nombre como posible precandidato presidencial del peronismo, que no tiene hoy ningún número puesto para competir con Cambiemos, más allá de Cristina Fernández.

—Tengo el deseo de construir una Santa Fe mejor. Es donde voy a poner centralmente el esfuerzo. Hay otros dirigentes nacionales con posibilidades para ser presidente. Cada uno define su lugar, y yo siento que mi lugar, el lugar donde más tengo que aportar, es en la provincia de Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});