Política

"El crecimiento se concentró en pocos bolsillos", dice la Iglesia

El presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, afirmó que “hay sectores que crecieron mucho económicamente”

Domingo 27 de Abril de 2014

La Iglesia advirtió que el crecimiento económico de algunos sectores en la Argentina “se concentró en pocos bolsillos”, al sumarse a la polémica desatada en torno a las cifras de la pobreza que, según coincidieron opositores políticos y sindicalistas, creció en los últimos tiempos principalmente por la “inflación”.

   El presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, afirmó que “hay sectores que crecieron mucho económicamente” pero “ese crecimiento se concentró en pocos bolsillos” y consideró que las causas de la pobreza están relacionadas, en parte, “al trabajo no registrado o a los salarios insuficientes”.

   Luego de que Universidad Católica Argentina (UCA) asegurara que el 27,5 por ciento de los argentinos son pobres, el diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, alertó que la inflación, además de “deteriorar” el poder de compra de jubilados y trabajadores, “es una fábrica de pobreza enorme”.

   El último informe del Observatorio de la Deuda Social de la (UCA) —que concluyó que la tasa de pobreza volvió a subir en el último trimestre de 2013 y alcanzó al 27,5 por ciento, es decir, 11 millones de argentinos— se conoció luego de que el Indec dispusiera discontinuar la publicación de estadísticas oficiales sobre pobreza e indigencia por cuestiones “metodológicas”.

   El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo en la semana que “la pobreza y la indigencia han bajado drásticamente en los últimos años” en el país y optó por acusar a los “opositores” de intentar “todo el tiempo desnaturalizar los efectos de las políticas adoptadas” por el kirchnerismo.

   Consultado sobre esa cuestión, Lozano sentenció: “Hay sectores que crecieron mucho económicamente. Ese crecimiento se concentró en pocos bolsillos y se distribuyó una parte”. El presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Social opinó, además, que si bien los planes sociales “son necesarios para atender a las necesidades más urgentes”, el “camino para superar la pobreza es el trabajo debidamente registrado y con un salario justo”.

   El obispo analizó que “la inflación afecta especialmente a los más pobres, a los que tienen planes sociales o trabajos esporádicos y no registrados”, aunque “también a los jubilados de haberes más bajos”. Y sostuvo que “los aumentos en los precios hacen que cada vez alcance el mismo dinero para menos cosas” e insistió con que las causas de la pobreza que están vinculadas, en parte, al “trabajo no registrado y los salarios insuficientes”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario