Política

El Congreso investigará a la empresa por "defraudación y estafa"

Ayer el Senado dio media sanción para crear una comisión bicameral que investigue "presuntas irregularidades en la relación del Banco Nación con la empresa".

Jueves 25 de Junio de 2020

Vicentin tiene quién lo investigue, ahora también en el Congreso. Ayer el Senado dio media sanción para crear una comisión bicameral que investigue "presuntas irregularidades en la relación del Banco Nación con la empresa Vicentin Saic" y posible "defraudación y estafa a acreedores y clientes". El dictamen que pasó a Diputados dice: "Se investigará si existieron maniobras espurias para ocultar y/o simular la verdadera situación económica, provocar déficit económico y financiero para favorecer el proceso concursal, como también posibles operaciones de lavado de dinero".

La mega empresa con origen en el norte santafesino recibió beneficios durante distintas dictaduras cívico militares en el siglo XX, "hubo 22 casos de detenidos desaparecidos empleados de la compañía, 14 de ellos delegados, que aún no han sido esclarecidos", apuntó la senadora María de los Angeles Sacnun (FdT de Santa Fe), miembro informante del proyecto de ley. Y luego repasó lo que llamó "el eterno retorno", la fuga recurrente de capitales. "En 1982 (Domingo) Cavallo estatizó las deudas privadas, en el caso de Vicentin fueron 2 millones de dólares". Luego, en 2001, "la fuga fue de 135 millones de dólares". En su exposición, Sacnun le dedicó un párrafo al ex director del Banco Nación, por la inexplicable aceleración crediticia —95 millones de dólares— a favor de la ya insolvente Vicentin en las últimas semanas previas al cambio de gobierno nacional, el 10 de diciembre pasado.

La oposición, a diferencia de las últimas sesiones en el Senado, cambió de estrategia. Esta vez los legisladores de JxC no apagaron la camarita de conexión remota y permanecieron en la sesión. Aunque impugnando frontalmente la creación de la comisión, votando en contra. Además del argumento a favor de una pretendida prescindencia del Congreso (sobre una tarea que estaría llevando adelante el juez del Concurso de Acreedores, en Reconquista), la alianza opositora impugnó la mayoría absoluta que obtuvo el FdT (42 votos), pretendiendo que se necesitaban 48, dos tercios sobre el total de miembros, para habilitar la creación de una nueva bicameral.

El oficialismo interpretó el reglamento de otro modo, y como en la creación de bicamerales similares, a través de una ley, validó la mayoría absoluta —37 votos o más— como suficientes para la media sanción.

"No es serio que demos este debate virtual, esta no puede ser la cámara de la venganza, no podemos seguir por este camino" pidió Esteban Bullrich, senador del PRO por la provincia de Buenos Aires. Para el legislador opositor "es necesario que miremos al futuro, porque los hechos del pasado los analiza la Justicia, el presente el Poder Ejecutivo, y el futuro lo trata el Congreso".

La estrategia opositora de bloquear el desarrollo de las iniciativas del oficialismo —cuenta con amplia mayoría absoluta— en el Senado, evocando un acuerdo político interbloques —para tratar sólo temas sanitarios— al momento de la puesta en marcha virtual del recinto, se va deshilachando con el paso de las semanas. Y la extensión del aislamiento sanitario.

La nueva bicameral, en el caso de convertirse en ley en Diputados, contará con 12 miembros, seis senadores y seis diputados. El cambio de actitud opositora, al no retirarse de la sesión, debe entenderse en la necesidad de colocar sus miembros por la minoría, al momento de su constitución definitiva.Si ayer los senadores de JxC se retiraban, corrían el riesgo de, en pocas semanas, quedarse sin las dos bancas por la minoría (sobre un total de seis).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario