Política

"El cambio que trajo el kirchnerismo ni siquiera lo pudo realizar Perón"

Lo dijo Boudou en Venado Tuerto, donde detalló los logros de los gobiernos de Néstor y Cristina. El ministro de Economía pronosticó que se vienen años favorables para la industria nacional.

Domingo 18 de Septiembre de 2011

"Este es el mejor gobierno de los últimos sesenta años y el de mayor crecimiento sostenido durante casi una década", disparó el ministro de Economía, Amado Boudou, en una entrevista con La Capital, tras un acto partidario realizado en la Asociación Española de Venado Tuerto.

El candidato a vicepresidente del oficialismo participó luego de la Cena Anual de la Industria en el parque industrial La Victoria, donde también fue aclamado por empresarios del sur santafesina que se congregaron para escuchar al jefe del Palacio de Hacienda, quien pronosticó que "se vienen años favorables para la industria nacional de la mano de este gobierno que encabeza Cristina Fernández".

¿Qué cambió en el país desde los últimos años a esta parte?

-Había desaparecido la palabra política, y la palabra gobierno fue suplantada por administración. Eso fue lo que pasó en los 90 e hizo que la Argentina pierda a sus trabajadores, a sus empresas, que derivó en el "que se vayan todos", con las consecuencias nefastas que todos conocemos. Ese concepto lo cambió Néstor Kirchner desde 2003 y ahora lo continua la presidenta Cristina Fernández. Fueron quienes devolvieron la política al centro de la escena como marco de integridad social, que es lo que estamos viviendo hoy los argentinos. El gran desarrollo del país tiene que ver con eso que hicieron estos dos grandes presidentes argentinos. En 200 años de historia, jamás hubo un período de crecimiento de ocho años consecutivos como este. Se terminó el proceso donde ganaban los poderosos en desmedro de las clases populares, como por ejemplo el caso del Grupo Clarín, que de la mano de (el referente del grupo monopólico) Héctor Magneto y sus escribas periodistas pagos trabajaban a favor de una minoría. Esos periodistas dejaron de ser periodistas para ser escribas de los poderosos, y son de muy baja calaña.

¿Dónde reside la diferencia de este gobierno con respecto a otros?

-El cambio que produjo este gobierno y el de Néstor ni siquiera pudo hacerlo (el ex presidente) Juan Domingo Perón, porque fue cortado por golpes militares sanguinarios y genocidas. Este gobierno puede hacer el cambio maravilloso que está haciendo porque incluye a los 40 millones de argentinos y no a unos pocos cómo querían los poderosos, las corporaciones que tanto mal le hicieron al país de la mano de opositores que siempre estuvieron del otro lado del pueblo.

Si tendría que marcar un hecho valorable de este gobierno por sobre otros, ¿cuál sería?

-Por ejemplo recuperamos 650 investigadores y científicos que volvieron al país y están trabajando. Con este gobierno es distinto a cuando un ex ministro de Economía (por Domingo Cavallo) los mandó a lavar los platos. Hay una diferencia abismal entre ese país y éste, y se lo debemos a Néstor y a Cristina.

¿Cómo ve el rol de la oposición en este contexto y antes de las elecciones de octubre?

-En realidad no quiero hablar de la oposición. Sólo les pido que sean responsables y que nos den el presupuesto que no nos dieron. Muchos de ellos, como Patricia Bullrich o Gerardo Morales, fueron parte de un gobierno (por el de Fernando de La Rúa) que le quitaron derechos a los trabajadores o a los docentes y ahora quieren dar cátedra de gobernabilidad cuando todos sabemos lo que fue ese gobierno que tanto daño le hizo al país. Hoy por suerte la cuestión pasa por otro lado. Néstor Kirchner nos sacó del infierno en 2003 y logró, en materia de derechos humanos, bajar el cuadro del dictador genocida Jorge Rafael Videla.

¿Qué piensa que va a pasar en octubre con las elecciones nacionales?

-En realidad en parte ya la gente dio su veredicto en las primarias de agosto, y creo que esa elección va a repetirse en octubre y podría ampliarse favorablemente a nuestra fórmula. Lo que está sucediendo en el país no tiene que ver, como dicen algunos, con el famoso viento de cola internacional. Tiene que ver con la visión de un gobierno nacional y popular que hizo las cosas pensando en las mayorías y no en algunos pocos. Cristina no sólo es una estadista fenomenal sino que es una persona sensible y un cuadro político maravilloso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario