Política

El balazo que mató al fiscal Nisman partió de un arma apoyada sobre la sien

Así lo confirmó la fiscal Viviana Fein sobre los resultados de la autopsia. Además ratificó que la vaina y el proyectil se corresponden con la pistola hallada en el baño del departamento del funcionario judicial.

Domingo 25 de Enero de 2015

La fiscal Viviana Fein informó ayer que el disparo que produjo la muerte de su par Alberto Nisman fue a "una distancia no mayor a un centímetro, prácticamente apoyando el arma en el parietal derecho", y ratificó que la vaina y el proyectil "se corresponden con el arma" calibre 22 que fue encontrada en el baño de la vivienda junto al cadáver del funcionario judicial.

Tras señalar que hasta el momento "la autopsia es la única medida de prueba" que obra en la causa, la integrante del Ministerio Público destacó que el disparo mortal se produjo "sobre la oreja; el arma fue apoyada sobre la sien".

La fiscal dio estas precisiones a un canal de noticias porteño, a la vez que ratificó que "el proyectil y la vaina se corresponden con el arma" calibre 22 hallada en el baño del departamento de Nisman.

Fein insistió en que "la distancia (del disparo) fue prácticamente apoyando el arma sobre el parietal derecho", y aclaró que lo reafirmaba "porque en la tapa de un medio me informaron que se habló de una distancia bastante mayor".

De esta manera desmintió una nota publicada en Clarín donde indica que el disparo se habría producido a una distancia de "entre 15 o 20 centímetros" del cráneo.

"Eso no es real, no sale de ninguna prueba de mi causa; esto es categórico y terminante. Por mi parte, yo todas las noticias que doy al aire día a día o por comunicado de prensa del Ministerio Público es toda la actuación que se refleja en el marco de mi causa, todas las demás noticias que se informen de otro contexto o en otro sentido no son producción ni obra de mi persona en cuanto a mediadas que yo dispongo", sentenció la fiscal.

Asimismo, aclaró que "no hay ninguna segunda autopsia ni tampoco hay petición concreta de alguna parte querellante".

También resaltó que los médicos intervinientes en la autopsia, el doctor Di Salvo, que es el autor cómo médico forense de esa necropsia, presentó declaración testimonial en su fiscalía y contestó a preguntas formuladas por la querella y por ella, quien le preguntó concretamente sobre puntos de la autopsia, la cual fue supervisada por el decano del cuerpo médico forense en su oportunidad.

Consultada por la trayectoria de la bala la fiscal contó que "atravesó la masa encefálica, sin orificio de salida, que provocó la muerte instantánea, de acuerdo a la necropsia. El proyectil y la vaina se corresponden con el arma encontrada en el lugar y escenario del hecho".

Adermás, insistió en que "no se infiere la participación de terceras personas" al momento de la muerte de Nisman.

"En el expediente previo a la autopsia me informaron que no se infiere la participación de terceras personas por dos causas: en primer lugar, por el espasmo cadavérico que presentaba la mano; y por el otro, por la falta de lesiones traumáticas en el cuerpo de Nisman", precisó la fiscal.

Acerca de las pruebas a las que fue sometido el cuerpo del fiscal, Fein contó que está aguardando "el examen toxicológico e histopatológico, exámenes que pueden demorar". En tanto, reconoció que podría ordenar nuevas medidas probatorias en caso de que así surja de un análisis conjunto con la querella, es decir con la ex mujer de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado.

La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal Nº45 manifestó, además, que en los últimos procedimientos realizados en el edificio en el que vivía Nisman se secuestró material fílmico de las cámaras de seguridad y registros de ingreso y egreso de personas. Respecto de los videos, contó que se está analizando el contenido de las 160 cámaras instaladas en la torre Le Parc.

Determinar la trayectoria de la bala, pericia clave

El especialista en criminalística Raúl Torre, quien condujo el programa televisivo "Forenses, cuerpos que hablan", por Canal 9, afirmó que establecer la trayectoria balística es crucial para determinar si la muerte de Nisman fue un suicidio o un asesinato. Además, remarcó que "no existe el crimen perfecto".

El experto (doctorado en Policía Científica en Estados Unidos), enumeró los elementos necesarios para despejar las incógnitas sobre si el fiscal Nisman se quitó la vida o lo mataron.

Además, explicó que la reserva que aún mantiene la Justicia respecto de los resultados de las pericias forenses se debe a que todavía "no está terminada la autopsia" y que la fiscal Viviana Fein "no entrega el cuerpo porque hay medidas complementarias que no han sido completadas. Cuando tenga todas esas pericias finalizadas podrá entregar el cuerpo a los familiares; por ahora lo retiene porque lo necesita", consideró el especialista.

Torre explicó que "sería importante conocer la distancia del disparo para ver si fue lejano, próximo o de contacto", lo que puede determinar la posibilidad de que el arma haya sido accionada por un tercero. Al respecto, Fein informó ayer que el disparo se produjo a "una distancia no mayor a un centímetro, sobre la sien derecha" (ver aparte).

El experto en criminalística indicó que el recorrido de la bala sirve para establecer si se trata de "una trayectoria típicamente suicida o puede hacer presumir una de carácter homicida".

Explicó que una trayectoria del proyectil suicida sería de "abajo hacia arriba" y de "adelante hacia atrás"; en cambio, "la homicida" muestra una trayectoria inversa de disparo, "de arriba hacia abajo muy pronunciada que muestra que no puede ser autoproducido".

Torre también mencionó a "la toxicología" (prueba que se encuentra en período de realización), y destacó la importancia de realizar un análisis especial para establecer "si el occiso había ingerido o le suministraron algún hipnótico o barbitúrico, psicofármaco que en una determinada concentración lo pusiera en estado de indefensión".

Además, se refirió a las pruebas de "alcoholemia" que deben efectuarse para saber si había ingerido bebidas alcohólicas, mientras que le corresponde a la "anatomía patológica" determinar si eventuales lesiones fueron hechas en vida o con la víctima ya fallecida.

Dijo que también se deben llevar adelante pruebas para constatar la existencia efectiva de pólvora o quemadura en los tejidos del orificio de entrada y pasaje del proyectil, que en el caso de Nisman es en la sien derecha.

Para esta investigación, según Torre, es importante "la hora de la muerte" (estimada cerca del mediodía del domingo pasado). Explicó que para precisar "la hora de la muerte se extrae (del cuerpo) humor vítreo, que es un líquido que tiene la persona dentro de los ojos, para buscar más exactitud" sobre el momento del fallecimiento.

Torre se negó a especular sobre las causas de la muerte sin conocer "todos estos resultados" que se necesitan y consignó: "Lo único que excluyo es el accidente".

"No existe el crimen perfecto, hay hechos mal investigados", remarcó finalmente Torre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS