Política

El arzobispo de Rosario expresó su preocupación por la violencia política

Monseñor Eduardo Martín pidió que se llegue a un entendimiento a través del diálogo.

Sábado 16 de Diciembre de 2017

El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, expresó ayer su preocupación por los graves acontecimientos que se suscitaron el jueves en el Congreso de la Nación, pidió que se llegue a un entendimiento a través del diálogo y destacó que la violencia que se vivió no es social sino política.

"Estoy muy consternado por ver ese espectáculo de violencia, tanto afuera como adentro de la Legislatura; evidentemente no es este el camino, nosotros tenemos que resolver los problemas dialogando sentados a una mesa, no hay otro modo", comentó Martín, al evaluar la tumultuosa sesión de anteayer en la Cámara de Diputados.

"No hay que recurrir a métodos que nosotros como sociedad ya hemos rechazado", insistió el prelado y explicó: "Los argentinos resolvemos los problemas democráticamente, así que hay que instar a este diálogo dentro del Parlamento y también en la calle, donde los reclamos deben ser pacíficos".

Asimismo, señaló: "Creo que con un diálogo maduro, sereno, en busca del bien común se puede llegar a resolver o al menos a encauzar esta problemática de los jubilados que es una de los sectores más débiles de la sociedad".

"Esperamos que cuando se abordan estos temas se tenga en cuenta el bien de las personas, que sea para mejorar y sobre todo se tenga en cuenta el contexto en el que se vive", afirmó Martín, y enfatizó: "Hay que hacer el esfuerzo para llegar a un entendimiento que sea para el bien".

Consultado sobre la situación social en Rosario, el arzobispo señaló que "no es la mejor, y no es una novedad esto, la situación general de la pobreza no ha empeorado, pero tampoco ha mejorado, no hemos salido de una situación que es difícil".

No obstante, advirtió que la raíz de la violencia que se vio en la Cámara baja y en las inmediaciones del Congreso "es política y no social", y abundó: "Me llamó la atención que en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires pasó algo similar y uno empieza a atar cabos".

En idéntico sentido se pronunció la Conferencia Episcopal Argentina, que realizó "un nuevo llamado al diálogo" y advirtió sobre "una creciente violencia política".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario