Aborto Legal

El aluvión verde llega al Senado y ya nada parece imposible

La media sanción por la legalización del aborto llegó al Senado, y ya nada parece imposible.

Domingo 17 de Junio de 2018

Todo se aceleró. La media sanción por la legalización del aborto llegó al Senado, y ya nada parece imposible. Aunque la votación en la Cámara alta tenga pronóstico reservado, muchas y muchos ya acarician la ley. Es que la marea verde de mujeres en las calles porteñas y en muchas ciudades del país incomodó a los legisladores indecisos que transitaban la clásica zona de confort: hacer la plancha, esperar a que el "número" no esté, y luego votar un "no" silencioso que llevara al rechazo, que suponían era el resultado lógico. Hasta hace apenas 15 días.

   Pero todo cambió. La ola que dio vuelta una decena de votos en 10 días —y otros cinco votos en la misma madrugada de la sesión— también podría revertir la ventaja por el rechazo que estaría dominado, a estas horas, en el Senado.

   El confort de los indecisos se rompió en Diputados. El proyecto terminó obteniendo mayoría absoluta, 129 votos. Un número impactante con consecuencias políticas y reglamentarias —mayoría absoluta—, que cambia el escenario, que obliga a un barajar y dar de nuevo en la siempre circunspecta Cámara alta.

   La rápida manifestación pública del senador Miguel Pichetto a favor de aprobar la norma alentó la expectativa favorable. Sin embargo, Pichetto no controlará los 20 votos del bloque que coordina. Por caso, el santafesino Omar Perotti hizo saber que ser mantiene indeciso "y que el pronunciamiento de Pichetto no lo incluye". Perotti decidirá de manera autónoma, dijeron a La Capital cerca del rafaelino. Primero medirá costos y beneficios políticos, a la vez que atenderá a sus convicciones.

   Por su parte, el bloque FpV-PJ, que incluye a Cristina Kirchner y a la santafesina María de los Angeles Sacnun (nueve miembros), será el único que votará unificado a favor. Las dudas sobre una posible reticencia de la ex presidenta fueron despejadas de manera inmediata. El radicalismo y el PRO (interbloque de 21 miembros) votará dividido, de manera transversal.

   Desde el despacho de Carlos Reutemann (monobloque Santa Fe Federal) dijeron a este diario que Lole "está indeciso", pero que "no hay que olvidar que tuvo educación católica". Una pista.

   La conmovedora movilización verde consiguió casi lo imposible, pasar en Diputados de las 80 a 90 adhesiones con que la propuesta contó durante una década a la mayoría absoluta. Y todo en cuestión de meses. El movimiento "Ni una menos" encendió la mecha, y el combustible estaba listo para la explosión. También las mujeres de a pie concretaron otra proeza: juntar los votos "desde fuera" de la Cámara con sus organizaciones operando sobre un puñado de legisladoras que tomaron el tema en sus manos, y sin el apoyo del gobierno nacional, aunque sin boicot.

   Y todo sin una conducción unificada (del bloque mayoritario o de la oposición) que reuniera los votos. Sin la Casa Rosada y sin la oposición unida conseguir mayoría absoluta tuvo ribetes de hazaña. Claro que antes de la larga madrugada del miércoles el debate ya había ganado la pulseada entre los más jóvenes, y también entre las comunicadoras y comunicadores tradicionales de los medios. Además del previsible apoyo de artistas inscriptos en el ancho mundo del progresismo y la izquierda laica, también personajes públicos, católicos, conservadores, se pronunciaron a favor. De Susana Giménez, a Pampita Ardohain, y desde Marcelo Tinelli hasta Adrián Suar, entre muchos otros.

   Luego quedaba un paso, no menor: atravesar los muros del Palacio. Ahora faltan los muros del Senado, que, como se sabe, suelen ser más sensibles a las instituciones conservadoras que al pulso de los grandes centros urbanos.

   El comando unificado por el "no" al aborto legal, la Iglesia Católica, está constituido y en funcionamiento permanente desde el fondo de los tiempos. Y las dos figuras principales del Senado, su presidenta Gabriela Michetti y su presidente provisional, Federico Pinedo, se pronunciaron por el rechazo, y lo están militando.

   Una de las claves estará en la velocidad con que atraviese el Senado la media sanción. Los interesados en bloquear el proyecto buscaran lentificar y evitar el impulso que trae. Si el aluvión verde continúa en alza estará destinado al fracaso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});