Política

El abogado vinculado a Lázaro Báez negó maniobras de lavado de dinero

Jorge Chueco fue llevado a declarar ante el juez Casanello. Le dijo que lamentaba no haberse suicidado. Quedó preso en el penal de Ezeiza, donde están alojados Báez y Pérez Gadín.

Sábado 23 de Abril de 2016

Jorge Chueco, el abogado vinculado al empresario kirchnerista Lázaro Báez e imputado en la causa de la llamada "ruta del dinero K", negó ayer haber llevado adelante maniobras de lavado de dinero, pero se negó a contestar preguntas ante el juez federal Sebastián Casanello.

Chueco, quien está detenido desde días pasados, quedó preso en la cárcel de Ezeiza, donde ya están alojados Báez y el contador Daniel Pérez Gadín.

Luego de los estudios médicos que le hicieron el jueves y confirmaron su buen estado de salud, Chueco fue trasladado antes del mediodía de ayer desde el edificio Centinela de la Gendarmería a los Tribunales de Comodoro Py 2002 a bordo de un furgón de la fuerza de seguridad, con chaleco antibalas y casco y rodeado por una nube de efectivos fuertemente armados y con escudos.

Según su defensa, en la indagatoria Chueco "lamentó no haber podido quitarse la vida mientras estuvo desaparecido" (en rigor, huyó a Misiones y luego a Paraguay) y aseguró que "no había incurrido en los delitos que se lo acusa", dijeron fuentes judiciales.

Consejos. Sin embargo, por consejo de sus abogados, Chueco aclaró que no iba a contestar preguntas y prometió ampliar su indagatoria más adelante, cuando sus defensores conozcan en detalle toda la causa.

Uno de los abogados, Ezequiel Altinier, dijo que por ahora "no va a pedir la excarcelación de Chueco", quien fue derivado a un penal hasta que el juez resuelva su situación.

Expediente. Aunque se dijo que Chueco había presentado un escrito, su defensor aclaró que, eventualmente, lo hará más adelante, cuando acceda al expediente.

A Chueco se lo acusa de haber endosado 9 cheques que fueron depositados en Austral Construcciones SA por 208 millones de pesos, mientras que hizo viajes a Europa junto a Martín Báez, hijo de Lázaro Báez, ya procesado por lavado de dinero y convocado nuevamente junto a su padre para ampliar la declaración indagatoria en los próximos días.

Chueco es considerado pieza clave en la causa por su trabajo en Austral Construcciones y en la compra de la financiera SGI, conocida como La Rosadita, a manos de Helvetic Service Group, de la que era apoderado.

Su indagatoria se activó luego de la declaración de Leonardo Fariña, el llamado "valijero", que estuvo dos años preso y a principios de abril se convirtió en "arrepentido": contó detalles de las maniobras, de las financieras que intervinieron y de las peleas con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de que el empresario santacruceño habría decidido quedarse con la plata de los negocios que le había facilitado Néstor Kirchner.

Carta y dinero. Chueco desapareció la semana pasada, luego de llamar a su esposa y avisarle que le había dejado una carta y dinero en la habitación de uno de los hoteles en los que se había registrado en Misiones.

El abogado apareció acostado en uno de los corredores de Garganta del Diablo, en las cataratas del Iguazú, aparentemente drogado y borracho, diciendo que quería suicidarse; lo llevaron a una comisaría y al final lo dejaron ir.

No lo volvieron a ver hasta el martes pasado, cuando fue arrestado en la ciudad de Encarnación, Paraguay, cuando tuvo problemas en un hotel donde se había registrado horas antes y del que habría intentado tirarse del balcón, según dijeron los policías paraguayos que intervinieron en la detención.

Pedido de captura. Para esa altura, el juez Casanello ya había ordenado su captura nacional e internacional para indagarlo en el marco de los procesamientos dictados el lunes pasado en la causa por lavado de dinero.

En esa resolución Casanello aseguró que "existen sospechas concretas de que entre el 14 de diciembre de 2012 y el 8 de abril de 2013, a través de una posible maniobra de autoventa o autocompra de títulos de deuda pública por parte de Helvetic Services Group SA, se reingresó al país una suma aproximada de 33 millones de dólares que habrían sido insertados en el mercado local a partir de su depósito en una cuenta bancaria de Austral Construcciones SA en el Banco de la Nación Argentina, a través de nueve cheques por un total de $208.840.876, endosados por Jorge Chueco —como apoderado de Helvetic— y depositados por Eduardo Larrea y Claudio Bustos en nombre de Austral".

Audios comprometedores

Nuevas escuchas sobre la ruta del dinero K

En medio de la investigación por lavado de dinero que involucra a Lázaro Báez, se conoció un audio en el que policías hablan sobre la custodia de camiones con dinero del empresario que iban desde Santa Cruz a Buenos Aires para la campaña electoral de 2013.

En la escucha telefónica, difundidas por el programa Telenoche de Canal 13, dialogan un comisario y una cabo entre el 30 de septiembre de 2013 y el 1º de octubre de 2013.

La conversación surgió en una investigación por narcotráfico que tramitaba en el juzgado de Sandra Arroyo Salgado, quien la remitió al juez federal Sebastián Casanello ese mismo año.

"¿Te acordás eso de la custodia al sur? Por ahí va a salir. Es otra la historia. Ahora me la dijo César. Dentro del camión viene plata de Lázaro", afirma el comisario en la conversación.

Del otro lado, la mujer asocia el papel de su interlocutor con la tarea del "arrepentido" y ahora testigo protegido del caso, Leonardo Fariña, y le dice: "Sos el nuevo Fariña".

El "valijero" declaró en el programa de Jorge Lanata contra Báez, pero luego se desdijo.

"Lázaro se chorea la plata, yo sabía", resalta la cabo y le recomienda a su colega "pegarse" al dueño de Austral Construcciones para sacar rédito.

Además, el comisario subraya que la plata "la quieren traer para las elecciones", en referencia a los comicios legislativos de octubre de 2013.

"No quieren traer las cosas por el avión ni nada porque dicen está todo controlado. No quieren trasladar guita, entonces la traen en un camión de televisores", explica el policía.

Y agrega: "Adentro del camión van a venir dos topadoras, dos máquinas de la constructora de este muchacho que te dije. Lo que sí no sabemos si va a venir soldada y adentro la guita, o cómo va a venir. Pero tampoco sabemos si darnos vuelta, viste. Yo ya estoy hablando con César para que si nos dicen que sí, que nos demos vuelta porque más de 10 millones van a venir de los otros, del otro color".

Según aseguró el informe de Telenoche, Casanello recibió el audio el 23 de octubre de 2013, cuatro días antes de las elecciones, y tras compartirlo con el fiscal Guillermo Marijuan dictó el secreto de sumario y le encargó a Gendarmería que en los controles ruteros parara a todos los camiones que venían desde Santa Cruz y que traían algún tipo de maquinaria, aunque no se encontró dinero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario