Política

El abogado Chueco ya está en el país y declararía hoy ante Casanello

El hombre vinculado al empresario kirchnerista Lázaro Báez, detenido en Paraguay por la causa "ruta del dinero K", fue trasladado a la Capital Federal desde Posadas, Misiones.

Jueves 21 de Abril de 2016

Jorge Chueco, el abogado vinculado al empresario kirchnerista Lázaro Báez que fue detenido en Paraguay por la causa de lavado de activos o "ruta del dinero K", fue trasladado ayer a Buenos Aires desde Misiones, adonde había llegado tras ser expulsado del vecino país.

En un avión Casa 212 de la Prefectura Naval que partió 11.20 desde Posadas, el letrado fue subido esposado y con un chaleco antibalas, luego de que el martes pasado fuera arrestado en la ciudad paraguaya de Encarnación, donde se encontraba en condición de prófugo.

Inicialmente, Chueco había quedado alojado en el Escuadrón 50 de Gendarmería (Posadas) y luego, tras ser trasladado a Buenos Aires, quedó preso en un calabozo del edificio Centinela de esa fuerza de seguridad.

Por su parte, el juez federal Sebastián Casanello ordenó que Chueco sea sometido a exámenes médicos, para luego decidir el momento de su indagatoria en los Tribunales de Comodoro Py, posiblemente hoy.

Ocurre que el magistrado estuvo abocado durante todo el día a la causa abierta por la muerte por droga de varios jóvenes en una fiesta electrónica en el complejo porteño Costa Salguero (ver página 22).

En tanto, el ministro del Interior de Paraguay, Francisco de Vargas, afirmó que las autoridades de ese país no recibieron la orden de captura internacional de Chueco, por lo que el letrado vinculado a Báez fue detenido por irregularidades en su documentación migratoria.

"Vía Interpol había llegado un alerta donde se solicitaba búsqueda y localización" del abogado, pero "no así una orden de captura internacional", indicó el funcionario paraguayo.

Vargas también contó que, al momento de su detención, Chueco "demostró estar anímicamente muy bajoneado", por lo que reveló que antes de expulsarlo "se le hizo un examen médico rápido".

El funcionario guaraní sostuvo que Chueco "no poseía documentación y el sistema informático de la Dirección General de Migraciones no registraba su ingreso, por lo que se comprobó su entrada a Paraguay de forma clandestina".

Frente a esa situación, Vargas explicó que "se resolvió su expulsión y entregarlo a los autoridades argentinas".

Si Chueco "hubiera sido capturado en virtud de un pedido de captura internacional pedido por Paraguay, el trámite tendría que haber sido el de la extradición, que es bastante más largo que el de la expulsión", agregó.

Chueco era apoderado de Helvetic Service Group SA, la empresa que estaba detrás de SGI, la financiera conocida como La Rosadita en la que se vio a allegados a Báez contando millones de dólares y euros, cuya procedencia es investigada. También era socio del contador preso Daniel Pérez Gadin.

El letrado había sido mencionado la semana pasada en esa causa por el arrepentido Leonardo Fariña, quien lo describió como una persona que tuvo un "rol importante" en el armado legal de la operatoria.

Ya desde mediados de 2015 el fiscal Guillermo Marijuan había solicitado la indagatoria de Chueco, convencido de su papel en las maniobras.

Tras las declaraciones de Fariña, el letrado desapareció y días después se estableció su paso por Misiones. Finalmente, fue hallado en Encarnación, alojado en un hotel con un nombre falso.

La policía concretó la aprehensión de Chueco después de recibir una denuncia de parte de personal del hotel en el que se alojaba sobre un aparente intento de suicidio por parte del letrado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario