Política

Economistas advierten que un dólar a 15 pesos aceleraría la inflación

Política y economía. Orlando Ferreres estimó que los precios podrían acumular una suba del 40 por ciento anual. Roberto Lavagna reclama que se evite ese efecto.

Martes 10 de Noviembre de 2015

El economista Orlando Ferreres dijo ayer que la inflación podría acelerar hasta el 40 por ciento en tres meses si el próximo gobierno decide elevar el precio del dólar a 15 pesos.

Señaló que si sacan el cepo cambiario el precio del dólar "aumentará" porque si lo dejaran en los niveles actuales, todo el mundo saldría corriendo a adquirir billetes verdes "y ya no quedaría nada en el Banco Central".

"Supongamos que el dólar se fuera a 15 pesos, significaría una devaluación del 50 por ciento y cada diez puntos porcentuales de depreciación del peso significa una inflación de 3,5 por ciento", explicó el economista.

Por ello, si la devaluación fuera del 50 por ciento, el impacto en los precios se ubicaría en torno al 15 o 16 por ciento extra en unos tres o cuatro meses, lo que se sumaría al 25 por ciento de inflación ya existente.

Según Ferreres eso debería ser compensado con subas salariales en torno al 40 por ciento, por lo que de no ser así la situación provocaría "reacciones" por parte de los trabajadores que verían afectados sus ingresos.

El economista indicó que también hay que tener en cuenta que con un nuevo gobierno podría haber suba de tarifas y otras cosas que también se quieren "alinear", lo que tendrá efectos alcistas sobre el costo de vida.

Recordó que en 2002, cuando el ministro de Economía era Roberto Lavagna, hubo una devaluación pero en paralelo se dio una rebaja del 66 por ciento en dólares de las tarifas de servicios básicos como el agua, la energía eléctrica y el gas.

"Pero ahora es al revés, estamos en el peor de los mundos. Hay que elevar el tipo de cambio y al mismo tiempo incrementar las tarifas en dólares por lo que la situación es mucho más difícil", analizó.

Ferreres evaluó en declaraciones radiales que aproximadamente el 30 por ciento de los productos con componentes importados ya está "dolarizado" al nivel del contado con liquidación (14,12 pesos).

"Pero queda un 70 por ciento de productos. Y el mayor impacto (de la suba de precios) se va a sentir en los rubros de alimentos y textiles y todo ese tipo de cosas que son muy fuertes en el consumo familiar", dijo el economista.

Al evaluar plazos, Ferreres dijo que a la economía le llevaría "aproximadamente unos tres meses" reubicarse a los nuevos valores "del impacto final" de una devaluación del 50 por ciento sobre los precios domésticos.

El traslado a precios. En tanto, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna aseguró ayer que el próximo gobierno deberá "evitar que la devaluación tenga un efecto inflacionario fuerte".

Para el economista —uno de los máximos referentes del massismo— es "imprescindible" que quien asuma el 10 de diciembre aplique un programa económico distinto al actual, al que calificó de "fracaso".

Lavagna consideró que una corrección del tipo de cambio "mejora la productividad y baja los costos fijos que tienen las empresas, lo que permite que los sectores que aún no han trasladado el valor del dólar blue a los precios, puedan absorberlo".

Para el el economista Daniel Artana de la Fundación Fiel "indudablemente" una devaluación "tendrá impacto en los precios", pero estimó que el próximo gobierno hará una apertura "gradual" del cepo cambiario.

"Se está hablando de una liberación (del cepo) pero no toda", dijo y consideró que "al margen de quien gane, se hará gradualmente. Sobre todo considerando lo que debe el Banco Central", evaluó.

Artana consideró que "ésto, indudablemente, tendrá un impacto en los precios. Todo dependerá de qué forma se hace". En ese sentido, indicó que "creer que se viene una lluvia de dólares (con el nuevo gobierno) es una mirada demasiado optimista".

El economista agregó que "hay otros grandes problemas para enfocarnos, no solamente en el tema del dólar. Uno de esos problemas es el déficit fiscal".

 Los agrodólares se liquidan a cuentagotas

El sector agropecuario registró la menor liquidación de divisas del año en la última semana, con apenas 131 millones de dólares, ya que los productores especulan con que el próximo gobierno deberá unificar el tipo de cambio mediante una devaluación, que les permitirá obtener más por rendimientos por sus granos.
  Según el último reporte de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), las cerealeras liquidaron la semana anterior un 79,4% menos que en el mismo período de 2014.
  Si bien impactó el feriado bancario del viernes último, la fuerte caída se produjo sobre todo porque los productores esperan recibir más fondos por sus granos tras el recambio de gobierno el 10 de diciembre próximo.
  En lo que va del año, hasta el 30 de octubre, la liquidación de divisas de las empresas del sector agroexportador supera los 17.537 millones de dólares. En el 2014, en la primera semana de noviembre de 2014, las empresas habían liquidado 641,4 millones de dólares, y el monto en los primeros diez meses de 2014 ascendió a 21.120 millones.

El blue tuvo la baja más fuerte en 20 meses: cerró a $14,45

El Banco Central debió desprenderse ayer de 90 millones de dólares en una jornada en la cual el billete verde en el mercado informal cayó 69 centavos, hasta 14,45 pesos para la venta promedio para grandes operaciones.
  Esa baja, la más fuerte en 20 meses, se produjo por una mayor oferta de particulares que adquieren divisas en el mercado oficial y las revenden, mecanismo conocido como “puré”.
  Operadores indicaron, además, que en el mercado hay una importante expectativa de que un futuro gobierno elimine el cepo y unifique los tipos cambiarios.

Alta especulación. Así, en medio de un marcado clima de especulación, la moneda norteamericana selló su séptima rueda consecutiva con tendencia negativa en los locales de compra y venta ilegal.
  En bancos públicos, la divisa norteamericana avanzó un centavo, a $9,60, en el marco de las microdevaluaciones puestas en marcha por la autoridad monetaria.
  La brecha entre el tipo de cambio legal e informal cayó, así, al 50,5%, la más baja desde el 10 de julio último, cuando se había ubicado en un 48,8 por ciento, con un dólar blue a $13,60.
  La autoridad monetaria volvió a colocar divisas en el mercado cambiario para hacer frente a la baja oferta del sector privado y, en lo que va del mes, ya sacrificó unos 700 millones.
  En esa línea, el organismo había concluido octubre con ventas por 1.590 millones de dólares, que se sumaron a las de septiembre por otros 1.730 millones.
  El contado con liquidación ganó 28 centavos a $14,14, al tiempo que el dólar bolsa escaló unos 19 centavos, hasta $14,01.
  El denominado dólar ahorro, que equivale al precio del oficial con recargo del 20%, se ubicó en $11,52.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS