Política

Echegaray fue procesado por supuesto contrabando de autos diplomáticos

El juez en lo Penal Económico Diego Amarante procesó por contrabando agravado al ex titular de la Afip Ricardo Echegaray en la causa conocida como autos diplomáticos y le fijó la caución de un millón de pesos, que deberá pagar dentro de los próximos diez días para poder seguir afrontando el expediente en libertad.

Martes 10 de Abril de 2018

El juez en lo Penal Económico Diego Amarante procesó por contrabando agravado al ex titular de la Afip Ricardo Echegaray en la causa conocida como autos diplomáticos y le fijó la caución de un millón de pesos, que deberá pagar dentro de los próximos diez días para poder seguir afrontando el expediente en libertad.

La acusación es por haberle otorgado el permiso de ingreso de un vehículo a una representación diplomática de Taiwán en la Argentina. Junto con el procesamiento, el juez le trabó un embargo de cinco millones de pesos.

El magistrado, además, le fijó la prohibición de salida del país y la obligación a Echegaray de presentarse dos veces por mes ante el juzgado para asegurarse que está a derecho.

Al fijar la caución de un millón de pesos, Amarante tuvo en cuenta la gravedad del delito. Un hecho que marcó la decisión es que se sospecha que el funcionario ocultó parte de la prueba.

Es que el expediente administrativo venía siendo reclamado por el juzgado a la Aduana-Afip en los últimos años pero, al ser allanada la propiedad de Echegaray, se encontró en su computadora copias de esa documentación.

El allanamiento tuvo lugar en diciembre pasado en la vivienda que Echegaray tiene en el barrio Talar del Lago I, en la ciudad bonaerense de Tigre.

Otro de los factores que tuvo en cuenta el juzgado para fijar una caución fueron las múltiples causas en las que es investigado Echegaray y aún están en curso en la Justicia federal.

Contrariamente, tuvo en cuenta como atenuante que se trató de un solo caso que está bajo sospecha contra el ex funcionario.

Echegaray fue procesado por la figura de contrabando agravado porque, cuando estaba al frente de la Aduana, le concedió un permiso a Taiwán para que ingresara un vehículo con la modalidad de patente diplomática. Es decir: sin pagar impuestos y con el uso exclusivo de es representación diplomática.

Pero el permiso otorgado por Echegaray permitía que el vehículo fuese vendido al día siguiente de su ingreso a la Argentina, según señalaron los investigadores.

El hecho tuvo lugar en 2006 y la irregularidad, incluso, adquiere relevancia porque Taiwán no contaba con rango diplomático en el país por entonces.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario