escuchas telefónicas

Duro cruce deacusaciones entrePullaro y un fiscal

El ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, confirmó ayer que se constituirá como querellante en la disputa judicial que mantiene con los fiscales María Laura Martí y Roberto Apullán por la intervención al teléfono celular del funcionario. No obstante, Apullán aseguró que —junto a Martí— actuaron "tratando de aplicar la ley en medio de un grave acto de corrupción".

Miércoles 07 de Febrero de 2018

El ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, confirmó ayer que se constituirá como querellante en la disputa judicial que mantiene con los fiscales María Laura Martí y Roberto Apullán por la intervención al teléfono celular del funcionario. No obstante, Apullán aseguró que —junto a Martí— actuaron "tratando de aplicar la ley en medio de un grave acto de corrupción".

Pullaro, en declaraciones realizadas en la capital provincial, cargó contra Martí y Apullán: "Actuaron con intencionalidad y mala fe para golpear a mi persona. No merecen ser fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA)".

Además, el ministro ratificó el objetivo de presentarse como querellante. "Queremos saber quiénes fueron los titiriteros de Martí y Apullán", aseveró en ese sentido.

"Contra Apullán y Martí inicié una acción administrativa y, posteriormente, una acción penal. La primera es por las fallas y las faltas que los mismos cometieron y la restante es por lo que entiendo, y creo que también se entendió en sede judicial, que fue una intervención ilegal de mi teléfono", recordó Pullaro.

Fue entonces cuando subrayó: "Me voy a constituir como querellante y la Fiscalía de Estado también lo hará porque es sumamente grave lo ocurrido. No sólo haberle mentido a un juez e intervenir ilegalmente un teléfono sino haber entregado esas conversaciones públicas y privadas a dirigentes políticos para hacer daño o a los medios de comunicación que las quisiesen publicar. En rigor, tendrían que haber preservado la cadena de custodia".

Por su parte, Apullán salió al cruce del ministro. "Lo tomo como de quién viene. Obramos tratando de aplicar la ley en medio de la investigación de un grave acto de corrupción y la intervención la ordenó un juez (Nicolás Falkenberg), no un fiscal", aseveró en declaraciones a La Ocho.

Pero Apullán dobló la apuesta: "En el marco de los sumarios administrativos en los que estamos involucrados con Martí, una persona ofrecida para testificar por parte de la autoría denunció que había recibido presiones de altos funcionarios de Asuntos Internos para no investigar las horas Ospe y algunas situaciones delictivas en las que estaría involucrado un alto funcionario del MPA".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario