Política

Durísimo cruce entre Arroyo Salgado y la fiscal Fein por el curso de la causa Nisman

La exesposa del procurador fallecido dijo que Fein tiene "un interés manifiesto en probar únicamente que fue un suicidio". Por su parte, la fiscal sostuvo que "nunca vio una querella que no trabaje al lado de la Fiscalía".

Sábado 28 de Marzo de 2015

 La exesposa de Alberto Nisman, Sandra Arroyo Salgado, y la fiscal Viviana Fein protagonizaron hoy un fuerte cruce de acusaciones y cuestionaron mutuamente el rol de cada una en la investigación de la muerte del extitular de la Unidad Fiscal AMIA.

Arroyo Salgado, querellante en la causa, señaló que recusó a la fiscal Viviana Fein porque “está conduciendo la investigación con un interés manifiesto” en “probar únicamente que fue un suicidio”.

Por su parte, Fein dijo que se siente “muy agraviada” por la recusación y advirtió que “nunca” en las causas que llevó adelante vio “una querella que no trabaje al lado de la fiscal”.

La querellante y la fiscal hablaron en simultáneo por dos radios diferentes, en las que se cruzaron acusaciones en torno a cuestiones técnicas de la causa -como la conformación de la junta médica que debía analizar las pericias- e incluso a la honestidad de cada una en sus acciones.

En declaraciones a radio Mitre, Arroyo Salgado sostuvo que Fein “está conduciendo la investigación con un interés manifiesto en el resultado del proceso” porque “se aferra a probar únicamente que fue un suicidio” y “lleva la investigación con falta total de neutralidad y objetividad”.

La también jueza federal de San Isidro indicó además que la fiscal y su secretario “incurrieron en falsedad ideológica” cuando informaron la designación como perito de Enrique Prueger, recusado por la querella.

Según Arroyo Salgado, “la fiscalía informó en el expediente” que Prueger “estaba de paso por Buenos Aires” y “ofreció su colaboración” pero Prueger “manifestó que no se presentó espontáneamente sino que el secretario de la fiscalía lo llama y le transmite que lo necesitan en forma urgente”.

La querellante también acusó a Fein de no haber interrogado “con mucho nivel de detalle” a Diego Lagomarsino, el experto informático que trabajaba con Nisman y que le dio el arma que le provocó la muerte, y en este sentido subrayó que “el testimonio de Lagomarsino tiene dos hojas”.

Otro punto central de divergencia entre ambas es la junta médica cuya conformación estaba prevista para el próximo lunes pero fue suspendida a pedido de Arroyo Salgado, quien consideró que tiene que estar conformada por “expertos y ser interdisciplinaria, con médicos legistas para dar evidencia sobre todo el lugar del hecho”.

Por su parte, en diálogo con radio La Red, Fein dijo que se siente “agraviada” por la recusación y agregó: “Jamás direccioné la investigación y tengo una carrera de por medio.
No me mueve ningún tipo de interés en ninguna investigación”.

La fiscal advirtió que “nunca” en las causas que llevó adelante vio “una querella que no trabaje al lado de la fiscal” y agregó: “Ni la madre, ni la hermana, ni la tía del doctor Nisman se han presentado a objetar absolutamente nada de la causa”.

“En este momento no me cabe ninguna duda de que me quieren sacar”, afirmó Fein, quien además dijo que se siente “moralmente agredida” y que Arroyo Salgado le está “faltando el respeto” al acusarla de mentir y eso “no es propio de un magistrado de la Nación”.

La fiscal aseguró que trata de “avanzar permanentemente en la causa y permanentemente hay un planteo” de la querella, al tiempo que recordó el pedido de Arroyo Salgado de frenar las pericias tecnológicas, otro pedido para que la investigación la asuma la jueza Fabiana Palmaghini y la suspensión de la junta médica.

Fein señaló que le llama la atención que Arroyo Salgado tenga “cinco abogados que la acompañan y que tienen conocimiento del avance de la causa” pero que piden la suspensión de la junta médica “a un día de practicarse”.

La fiscal difirió del propósito que debe tener la junta médica para la querellante, y argumentó que para saber si Nisman “estaba parado, arrodillado, inclinado” necesita una “pericia criminalística”, que es diferente de la junta médica.

“No pueden ellos aseverar públicamente como lo han hecho en un micrófono que fue un homicidio, no se puede porque estamos con la causa en plena tramitación”, sentenció Fein.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS