Política

Duras críticas a Gils Carbó por designación de fiscales

¿Cuál era el apuro? Hay tiempo de sobra para hacer los concursos porque el nuevo Código Procesal Penal todavía no tiene fecha para su entrada en vigencia

Sábado 03 de Enero de 2015

Desde distintos sectores judiciales cuestionaron las designaciones de fiscales subrogantes que la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, realizó en diversos lugares del país, cuyos cargos fueron creados por el nuevo Código Procesal Penal de la Nación.

   “¿Cuál era el apuro? Hay tiempo de sobra para hacer los concursos porque el nuevo Código Procesal Penal todavía no tiene fecha para su entrada en vigencia. Es la generación de cargos y utilizando a la PGN como una caja mas”, sostuvo Jorge Rizzo, ex presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF).

   Para el fiscal Ricardo Sáenz la creación de estos cargos “no tenía ningún fundamento” mientras que el abogado Daniel Sabsay consideró que las designaciones son una “inconstitucionalidad manifiesta” y de una “gravedad extrema” propias de una “dictadura”, y denunció que la funcionaria incurre en diversos “delitos como abuso de poder y encubrimiento”.

   Con la sanción del nuevo Código Procesal Penal se aprobó el anexo II del texto que crea 17 nuevos cargos de fiscales generales en todo el país. Gils Carbó aprobó el 30 de diciembre el llamado a concurso de esos cargos y nombró a fiscales para que actúen como subrogantes, la mayoría de ellos allegados a la procuradora o militantes de Justicia Legítima, la agrupación judicial cercana al gobierno.

   Los nombramientos más polémicos fueron los de Miguel Angel Osorio y Miguel Palazzani como fiscales generales federales de Comodoro Py, el fuero donde se tramitan las causas por corrupción contra los funcionarios nacionales.

   Osorio es calificado como “un incondicional” en la Procuración, mientras que Palazzani milita en Justicia Legítima. “No tenia ningún sentido el Anexo II del Código sin tener fecha de vigencia. La creación de cargos no tenían ningún fundamento salvo hacer lo que hicieron: poner en funcionamiento los cargos”, sostuvo Sáenz.

   Sáenz resaltó que los fiscales designados en la Cámara Federal “se quedan con los dos tercios de las causas que allí tramitan” y que fue en la única jurisdicción donde se crearon dos nuevas fiscales porque “en el interior del país donde había un fiscal ponen otro, acá ponen dos”.

   Para Rizzo, “se prometió mucho que se iban a hacer ingresos mediante concursos y a la fecha lo único que vemos es una catarata de ingresos a la Procuración sin concurso. El ingreso democrático se quedó en una declaración no en la realidad de los hechos”.  

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS