Política

"Durante el gobierno de Obeid a los policías no les compraban ni el uniforme ni las balas"

El ministro de Gobierno, Rubén Galassi, dijo que "es fácil tener dinero en caja" cuando no se solucionan los problemas. Junto a la edil radical Schmuck habló en el ciclo "En Profundidad".

Martes 17 de Julio de 2012

El ministro de Gobierno santafesino, Rubén Galassi, salió al cruce de las críticas del justicialismo respecto de la las finanzas provinciales. Y señaló que durante la admistración socialista se solucionaron varios temas pendientes, mientras que con Obeid "a los policías no les compraban ni el uniforme ni las balas".

"Si aplico el razonamiento de (María Eugenia) Bielsa, (Agustín) Rossi o (Mario) Lacava, el gobierno nacional también está gastando mal, porque terminó con déficit", apuntó Galassi entrevistado por "En Profundidad", ciclo que se emite los lunes a la noche por Canal 4 de Cablehogar.

El funcionario apuntó que "si no hacemos una lectura correcta de lo que sucede en el país o el mundo llegamos a esta mirada simplista de que se gasta mal". Si bien  reconoció que al dejar su gestión en 2007, el peronista Jorge Obeid dejó en caja cerca de 1.500 millones de pesos, "a la semana teníamos que pagar el aguinaldo, a los 5 días los sueldos. Había recursos pero había que asumir rápidamente recursos".

Así, para Galassi "salvo algunas rutas", el gobierno obeidista "no dejo obra en marcha, dejó deudas con bancarios y la policía", por lo que entiende que "el déficit hay que evaluarlo no es si hay un peso más o menos en caja, sino el déficit de gestió. Si se resuelven o no los problemas".

"Durante el gobierno de Obeid a los policías no le compraban ni el uniforme ni balas, se lo tenían que comprar ellos. Así es fácil tener plata en caja", disparó Galassi.

Debate en el Frente. También habló en el programa "En Profundidad" la concejal radical María Eugenia Schmuck, quien reclamó espacios de debate en el Frente Progresista rosarino.

"Cómo funciona el Frente Progresista no es cuestión de figuras, sino de debates pendientes que no se han asumido por parte del socialismo", resaltó la dirigente radical. Dijo además que "el Frente Progresista en la ciudad desgraciadamente fue un espacio electoral, pero que a la hora de discutir políticas en serio no tenía espacios de debate".

Por eso, para Schmuck es vital sentarse a discutir con los socialistas "cuáles son las mejores alternativas en políticas públicas para la ciudad".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario