Política

Dirigentes internacionales mostraron su apoyo a Cristina

Rousseff, Lula, Mujica, Correa y Lugo, entre otros, denunciaron "persecución política". Chispazos en el massismo por firmas en el comunicado.

Lunes 08 de Octubre de 2018

Dirigentes latinoamericanos consideraron que la ex presidenta Cristina Kirchner es víctima de una "persecución política" y, en ese sentido, pidieron una "democracia sin proscripciones" en la región.

Fue a través de un comunicado que firmaron, entre otros, los ex mandatarios de Brasil Dilma Rousseff y Lula Da Silva; de Uruguay José Mujica; de Ecuador Rafael Correa y de Paraguay Fernando Lugo.

Entre otras cosas, los ex jefes de Estado advirtieron sobre "los peligros que acechan cuando se avasalla el Estado de Derecho, pasando por encima del debido proceso y de las garantías en juicio".

"Sabemos que los peores momentos que nos tocaron vivir como sociedad fueron cuando atravesamos etapas de persecuciones, proscripciones, prohibiciones y revanchismo", señalaron.

Los ex líderes internacionales opinaron que "ese riesgo tiene hoy dimensión regional en la persecución y proscripción de ex presidentes y ex presidentas, dirigentes sociales, sindicales y políticos que se oponen a las políticas de ajuste que recaen sobre nuestros pueblos".

En este sentido, consideraron que la Argentina "no está exenta de esa práctica" y que "la persecución política" que vive Cristina "desnuda una estrategia global de ataques al campo popular y progresista que pretende construir mejores realidades para todos".

Los firmantes resaltaron que provienen "de distintas tradiciones y culturas políticas", pero que tienen "en común no sólo compartir valores y principios democráticos sino guardar una misma memoria histórica".

Como cierre, los dirigente aseguraron que no permitirán que "esa forma de violencia institucional vuelva a poner en riesgo el futuro de la paz y la democracia en la Argentina".

También adhirieron al documento Iñigo Errejón y Pablo Iglesias, referentes del partido español Podemos, el filósofo italiano Gianni Vattimo y el escritor estadounidense Noam Chomsky.

La carta contó también con el apoyo de referentes locales de los derechos humanos como Hebe de Bonafini (Madres de Plaza de Mayo) y el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel

Paralelamente, la difusión de esa carta pública en apoyo a CFK y en rechazo a lo que consideran una "persecución política" contra la líder de Unidad Ciudadana (UC) generó divisiones en el massismo.

Quien detonó la bomba fue el diputado nacional del Frente Renovador (FR) Daniel Arroyo al anotarse entre los firmantes. Molesta, la jefa del bloque massista en la Cámara baja salió a amonestar al dirigente de su fuerza política a través de Twitter.

"Un ex presidente investigado por corrupción con secretarios, funcionarios y empresarios arrepentidos no es un perseguido político,@LicDanielArroyo. No estoy de acuerdo. Todos somos iguales ante la ley, que se investigue sin presiones (sic)", lanzó Camaño para desautorizar y reprobar la posición del legislador.

Estos chispazos coinciden con la tensión política que atraviesa al Frente Renovador, que se encamina a formar un frente con un sector del PJ al margen del kirchnerismo.

Un ala del bloque massista, sin embargo, plantea una estrategia diferente: sellar la unidad con los distintos sectores del panperonismo, incluida Unidad Ciudadana, que es el espacio que posee mayor volumen electoral.

Con un pie afuera del massismo, asoman dentro de ese pelotón diputados nacional como Felipe Solá (quiere ser candidato presidencial), Facundo Moyano y el propio Arroyo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});