Política

Dilma: "Argentina y Brasil son cruciales para transformar el destino de América latina"

La mandataria de Brasil se reunió este mediodía con Cristina Fernández, con quien firmó acuerdos comerciales para profundizar las relaciones bilaterales. Por la tarde se entrevistó con Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

Lunes 31 de Enero de 2011

"Yo considero que Argentina y Brasil son cruciales para transformar el destino de América latina". Así lo expresó esta tarde la presidenta brasilera, Dilma Rouseff, en el marco de su primera visita al país. Fue recibida por Cristina fernández, con quien firmó acuerdos comerciales para profundizar las relaciones bilaterales. Por la tarde se entrevistó con Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

En conferencia de prensa, la mandataria del vecino país afirmó que "Argentina y Brasil podemos con nuestro desarrollo aportar al Mercosur y a la Unasur", y agregó que ambas "son sociedades capaces de elegir a dos mujeres al frente de los países más grandes de la región".

Un párrafo aparte le dedicó al ex presidente Néstor Kirchner, de estrecha relación con su antecesor, Lula Da Silva: "Fue un un gran argentino", dijo del ex mandatario santacruceño, fallecido el 27 de octubre de 2010.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien calificó de “estratégica” la relación con Argentina, se reunió este mediodía  con Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada. A primeras horas de la tarde se entrevistó con las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo.

Rousseff llegó a Buenos Aires cerca de las 11.56, acompañada por miembros de su gabinete, quienes arribaron al Aeroparque metropolitano Jorge Newbery. Minutos después llegó a la Casa Rosada, donde fue recibida por la presidenta Cristina Fernández. Reunidas en el despacho de la mandataria argentina, celebraron acuerdos para profundizar las relaciones bilaterales, aumentar la cooperación internacional y reforzar la alianza estratégica y productiva.

Cerca de las 14.10, ambas mandatarias comenzaron un encuentro con Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y otros miembros de entidades de derechos humanos. De la reunión participaron además miembros del CELS,  Asociación de Madres del Dolor y personalidades de la cultura. El objetivo del cónclave fue interiorizar a la mandataria de Brasil  acerca de experiencias sobre cuestiones relacionadas con los derechos humanos y a la acción emblemática que tuvieron las Madres y Abuelas en la historia política reciente de la Argentina.

A las 14.35, ambas presidentas sudamericanas encabezaron en el salón de las Mujeres del Bicentenario de la Casa de Gobierno, la ceremonia de firma de acuerdos estratégicos. Está previsto que cerca de las 16 la presidenta Rousseff emprenda el regreso a Brasilia desde Aeroparque.

Vínculo estrecho. En las horas previas al viaje, el primero que realiza al exterior desde que asumió como presidenta el 1º de enero pasado, Dilma afirmó que con Cristina buscará un vínculo “extremadamente estrecho”.

“El gobierno brasileño asume, una vez más, el compromiso con el gobierno argentino de una política conjunta en la estrategia de desarrollo de la región. Para mí la idea fuerza es la de una relación estratégica con Argentina, que debe manifestarse en todas las áreas de interés de ambos países”, afirmó Rousseff en diálogo con la prensa.

También destacó que “con Argentina tendremos una política muy fuerte de creación y desarrollo de proveedores para la exploración y explotación del petróleo”.

Dilma consideró, además, que “dos presidentas mujeres constituyen un hecho para festejar, porque los dos mayores países del Cono Sur están dando una demostración de que sus sociedades evolucionaron en el sentido de superar el tradicional preconcepto que existía contra la mujer y en el sur del mundo”.

La sucesora de Lula fue enfática al señalar que desea “tener una relación extremadamente estrecha con Cristina”, para explicar que ello será así “porque Brasil y la Argentina son países que tienen responsabilidades ante el conjunto de América latina, en el sentido de hacer que nuestra región tenga cada vez más presencia en el escenario internacional”.

La mandataria brasileña añadió que “esa presencia de Brasil y la Argentina articulados con líderes que son mujeres también permitirá una presencia mayor en los órganos de articulación internacional”. Rousseff resaltó, además, el liderazgo de Argentina en el G-77, y dijo que esa posición en el grupo de los países en vías de desarrollo “facilitará la defensa de los intereses de los países del Sur”.

Al referirse a la Unasur, Dilma afirmó que su idea para la conducción —que quedó vacante tras el fallecimiento de su secretario general Néstor Kirchner— es que haya “rotación”. Estimó que “también para Unasur es muy importante esa relación entre Brasil y Argentina. Le voy a dar continuidad y voy a profundizar el compromiso brasileño, que asumimos de modo muy firme ya desde el gobierno de Lula”.

Por otra parte, resaltó la importancia del ingreso de Venezuela en el Mercosur al considerar que “es bueno para el bloque que otros países se sumen. Venezuela tiene mucho que ganar del Mercosur y nosotros tenemos mucho para ganar con Venezuela”.

Consultada sobre el futuro sobre su moneda, el real, aseveró que “nadie en el mundo puede afirmar que no va a devaluar”.

“En los últimos tiempos hemos conseguido mantener el dólar dentro de una franja de fluctuación. O sea, no hemos tenido ningún derretimiento como se dijo por ahí. Osciló todo el tiempo entre 1,6 y 1,7 (real por dólar). Ahora, nadie en el mundo puede decir que garantiza eso (la no devaluación)”, completó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario