Política

Diego Lagomarsino negó ser espía y salió a cuestionar a la Casa Rosada

El hombre que le dio el arma al fiscal federal Alberto Nisman dijo sentirse un "chivo expiatorio".

Lunes 02 de Febrero de 2015

El técnico informático Diego Lagomarsino negó ser espía de la Secretaría de Inteligencia (SI), cuestionó al gobierno nacional por señalarlo como sospechoso de un supuesto asesinato del fiscal de la causa Amia Alberto Nisman, a quien le prestó la pistola que apareció junto al cadáver del funcionario judicial y de cuyo cañón —según las pericias— partió la bala que acabó con si vida y sostuvo que "se aprovecharon" de su silencio para incriminarlo.

En una entrevista con el diario británico The Guardian, el hombre que vio por última vez con vida a Nisman, le respondió por primera vez al gobierno a raíz de los intentos de la presidenta Cristina Kirchner de responsabilizarlo por la muerte del fiscal y sugirió que se había decidido a hablar en público porque sentía que lo estaban usando como un chivo expiatorio.

"Yo era todo lo que tenían y se aprovecharon de mi silencio —declaró—. Llegó un punto en el que empecé a sentir miedo. La gente está diciendo cosas de mí que no son ciertas", le dijo al diario inglés.

En la nota, Lagomarsino señaló que Nisman "no le tenía miedo a los terroristas", sino "a los fanáticos (kirchneristas) que podrían atacar su auto con palos cuando él manejaba con sus hijas".

"He decidido no mirar televisión, leer diarios o internet. Fue una forma de autoprotegerme", contó quien fuera un cercano colaborador de Nisman, tras lo cual dijo que se siente "mal" y "abrumado".

Indicó que solía ir una vez a la semana o al mes a la Unidad Fiscal o cuando lo llamaba Nisman, siempre por cuestiones relacionadas con la seguridad informática de la red o de las copias de seguridad de la información.

Subrayó que Nisman no parecía tener un comportamiento suicida, aunque se refirió a cambios de comportamiento: "El podía estar tranquilo o enojado. Por ejemplo, cuando yo estaba arreglando algo en su casa, a veces se ponía furioso y después me llamaba más tarde para disculparse", declaró.

También lamentó no haber asistido al funeral del fiscal por recomendación de su abogado, Maximiliano Rusconi, y lamentó haberle prestado la pistola con la que Nisman se habría suicidado: "No sé cómo poner en palabras lo que siento. No sé si es culpa o una sensación de responsabilidad moral".

Despegado. La compleja situación de Lagomarsino en la causa por la muerte del fiscal se vio aliviada ayer luego de que se descartara su presencia en una marcha de las víctimas de la tragedia Cromañón, situación que abonaba su supuesta actividad como espía ya que además se había asegurado que su presencia en la manifestación era para tomar fotografías de los participantes.

La supuesta presencia de Lagomarsino en una marcha había sido denunciada por José Iglesias, padre de una víctima fatal de esa tragedia. Pero ayer el periodista Pablo Plotkin aseguró en su cuenta de Twitter que era él y no el empleado del fiscal Nisman quien puede verse en un video difundido por un sitio afín al gobierno.

El portal de noticias Infonews había publicado un video en el que intentaba probar la presencia de Lagomarsino en la marcha, como había denunciado Iglesias, y esto fue lo que originó la réplica del ex director de la revista Rolling Stone. Después de la desmentida, el sitio eliminó la publicación. Aclaro "que el que aparece en el video no es Lagomarsino. Soy yo".

Iglesias le había contado a la fiscal Viviana Fein, que investiga la muerte de Nisman, que había reconocido a Lagomarsino porque en 2005 había participado de una marcha por Cromañón, lo que dio lugar a la especulación de que Lagomarsino podría formar parte de la Secretaría de Inteligencia.

Denuncian a Stiuso por enriquecimiento ilícito

El legislador porteño Gustavo Vera anunció que hoy denunciará en la Justicia federal al ex jefe de Contrainteligencia de la Secretaría de Inteligencia (SI), Antonio Jaime Stiuso, por presunto enriquecimiento ilícito.

"Es necesario que los nombrados justifiquen la composición de su patrimonio en forma legítima y a través de actividad legítima", dice la denuncia, que recae sobre Stiuso y otros agentes de los que no se reveló su identidad.

Vera, legislador porteño electo por Unen, agrupación de la que se fue por diferencias con Elisa Carrió, pedirá a la Justicia que investigue el incremento patrimonial del ex espía y su entorno. También reclamará que se investiguen las actividades económicas de la empresa American Tape, que integró Stiuso, y otra decena de compañías que tendrían vínculos con el ex agente y sus colaboradores, tales como American Vial, Construcciones y Tecnología, Avícola De la Cruz SA y Cañaba Don Enrico. Vera afirmó que quiere confirmar si es cierto que Stiuso tenía "privilegios" en el aeropuerto de Ezeiza y en el puerto de Buenos Aires gracias a sus contactos e influencia para ingresar desde cualquier tipo de electrónicos de última generación hasta remedios, y solicitará a la Justicia y a la Oficina Anticorrupción (OA) las declaraciones juradas de bienes de todos los denunciados que pasaron por las filas de la ex Side.

En torno de la figura de Stiuso giran leyendas de todo tipo que indican que, con sus más de cuatro décadas en el organismo, maneja información reservada sobre todos los dirigentes y hombres del poder, lo que dificultaba su desplazamiento, que se produjo el 19 de diciembre pasado, cuando el gobierno confirmó su renuncia.Stiuso fue vinculado a la muerte de Nisman por funcionarios del gobierno, y hasta la propia presidenta insinuó su supuesta responsabilidad en el hecho.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario