Política

Di Pollina: “La boleta única digital no implica un retroceso”

Transparencia y control. El diputado provincial del FPCyS aseguró también que el sistema electoral vigente permite la dispersión del voto y las “iniciativas personalistas”.

Lunes 05 de Octubre de 2015

Tras los reproches cosechados a lo largo de una semana, el diputado provincial Eduardo Di Pollina reivindicó el proyecto oficialista que promueve el uso de la boleta única digital (BUD) en los comicios santafesinos. “No hay que reducir el debate a un hipotético regreso de la lista sábana, que no es verdad. En realidad, no salimos del sistema electoral vigente sino que lo enriquecemos sumándole la opción de nómina completa, que expresa la propuesta programática de un partido”, aseguró el legislador del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS).
  Gran parte de los reparos frente a la iniciativa apuntaron a que el ciudadano deberá elegir entre votar por grilla completa o por categoría de cargos. De hecho, el diputado nacional Pablo Javkin (Coalición Cívica, CC), fogonero de la boleta única en papel —vigente en la provincia desde 2011—, advirtió que “hay una clara intención de limitar la libertad de opción de los santafesinos volviendo a la lista sábana”.
  Sin embargo, para Di Pollina “el debate de fondo es político”. Y fundamentó a La Capital: “La discusión pasa por si le damos al elector una alternativa que permita que el gobierno que vote sea fuerte y, de ese modo, consolidar el sistema democrático”.
  “El proyecto contempla las dos variantes de boleta única porque respetamos la voluntad del ciudadano de poder elegir con libertad y porque existe un reclamo de mayor legitimidad. En la práctica, el actual sistema por categoría también incentiva el voto cruzado o las iniciativas personalistas que, en los hechos, van relegando las construcciones programáticas de los partidos políticos”, continuó el diputado.
  Al evaluar la propuesta recientemente ingresada a la Cámara baja, Javkin había ligado la resistencia a la papeleta única a “sectores a los que les molesta el beneficio del que gozan los electores de la provincia”.
  “En realidad, no salimos del sistema electoral vigente sino que lo enriquecemos sumándole la opción de nómina completa, que expresa la propuesta programática de un partido. Una alternativa para los que quieran votar un proyecto político, mientras que los ciudadanos que no se vean representados por una construcción colectiva podrán apelar al sufragio por categoría”, retrucó Di Pollina.
  En esa línea, el socialista enfatizó: “Nuestra iniciativa no implica un retroceso. Ratificamos y reivindicamos la boleta única, un proyecto frentista, pero entendemos que hay que darle al votante alternativas hasta ahora inexistentes”.
  La necesidad de modificar el actual sistema fue alimentada, según Di Pollina, por procesos electorales recientes —como en Santa Fe— que alumbraron “gobiernos de un color político y legislaturas de otro”. También por la convicción de que “los partidos representan la base fundacional de la democracia”.
  “A nadie escapa que hay sectores políticos a los que les convienen determinadas variantes electorales, pero hablar de que impulsamos una boleta sábana electrónica demuestra que ni siquiera leyeron el proyecto”, prosiguió el diputado respecto de las reacciones adversas que generó la irrupción en escena de la BUD.
  Di Pollina consideró que “lo peor que puede ocurrir con temas de este tipo es la descalificación sin argumentos y el agregado de elementos que no tienen nada que ver”. Aludió, de ese modo, a las voces que compararon su propuesta con la presentada en 2012 por el diputado provincial Santiago Mascheroni (UCR), quien buscó reducir la boleta única en papel de cinco a tres cuerpos, enlazando la elección del gobernador y vice con la de diputados provinciales y la de intendente con la de concejales.
  “Insisto: no salimos del sistema electoral vigente sino que le agregamos la opción de nómina completa, una de las variantes de boleta única. No proponemos un retroceso”, puntualizó.
  Luego de hacer hincapié en que “los sistemas electorales son la polea de transmisión entre la voluntad popular y el sufragio”, el legislador justificó su proyecto en “la búsqueda del mejor esquema que permita reflejar, del modo más fiel posible, lo que el ciudadano pretende”.
  Asimismo, destacó que la BUD aspira a garantizar rapidez, seguridad e integridad del voto, como también a preservar la soberanía política al no transferir los poderes públicos a empresas comerciales.
  Di Pollina recordó que el ciudadano “pasará del papel a la pantalla táctil y a la impresión de su propia boleta individual, un resumen de las opciones electorales que haya efectuado libremente”, y que se incorporarán “chips o similares para su almacenamiento o lectura, por lo que una alteración por parte de terceros es inviable”.
J. F.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS