Política

Desapareció un abogado ligado a Lázaro Báez que fue mencionado por Fariña

Jorge Chueco es apoderado de Helvetic Service Group SA, la firma que manejaba la financiera conocida como La Rosadita. Estaba en Misiones. Dejó una carta y dinero para su mujer.

Sábado 16 de Abril de 2016

Jorge Chueco, un abogado vinculado al empresario Lázaro Báez, es buscado intensamente por la Justicia y las policías argentina y brasileña, luego de su misteriosa desaparición en la ciudad misionera de Puerto Iguazú.

Chueco es apoderado de Helvetic Service Group SA, la empresa que estaba detrás de SGI, la financiera conocida como La Rosadita, donde se vio a allegados a Báez contando millones de dólares y euros que aún no está claro de dónde surgieron.

El abogado fue mencionado la semana pasada en esa causa por el "arrepentido" Leonardo Fariña, quien lo describió como una persona que tuvo un "rol importante" en el armado legal de la operatoria que investiga el juez federal Sebastián Casanello y que tiene al empresario Lázaro Báez detenido.

El letrado viajó a Puerto Iguazú hace cinco días, se habría alojado en el hotel Saint George y la hostería Los Helechos y se habría contactado con su ex mujer, Patricia, para supuestamente avisarle que iba a quitarse la vida.

Su ex esposa no tuvo más noticias suyas y viajó a Misiones para denunciar el caso ante la Justicia.

"Presiento que está en riesgo de vida. Está siendo amenazado. Me da la sensación de que se ha alejado de su familia para protegernos", declaró Patricia a una radio misionera.

La mujer descartó la posibilidad de un suicidio: "No creo que el quiera suicidarse o atentar contra su vida; él no haría un acto de esa naturaleza: tiene seis hijos", aunque reconoció que tenía "una presión enorme".

El juez de instrucción de la localidad misionera de Puerto Rico, Rubén Lunge, tomo rápida intervención en el asunto y dispuso allanamientos en esos hoteles.

En uno de los establecimientos los investigadores hallaron una carta en la que el abogado habría explicado las razones de su desaparición, no descartándose la posibilidad de un suicidio, además de 1.000 pesos y cerca de 43 mil dólares, dijeron fuentes del caso.

Hasta las últimas horas de ayer no había precisiones sobre el paradero de Chueco, mientras trascendió que se habría encontrado un cadáver con características físicas similares a las de abogado desaparecido, lo que el juzgado desmintió.

El juez Casanello, a cargo de la investigación por presunto lavado de divisas conocida como "ruta del dinero K", pidió informes a su par de Misiones por cualquier novedad.

En tanto, se montó un operativo en Puerto Iguazú con personal de varias dependencias policiales y se solicitó colaboración a otras fuerzas de seguridad y "a la Policía Civil de Brasil", indicó el diario Territorio Digital.

Chueco fue mencionado por Fariña como una pieza clave en el armado legal de la operatoria, el fiscal Guillermo Marijuan había pedido su indagatoria el año pasado y el juez Sebastián Casanello planea avanzar en la investigación sobre su papel en la causa.

Fuentes judiciales señalaron que el abogado "nunca denunció amenazas o pedido seguridad". En 2013 el fiscal José María Campagnoli lo había acusado de ser uno de los que extorsionó al financista Federico Elaskar para que vendiera la empresa SGI.

La única vez que habló ante la prensa dijo que él instrumentó la venta de SGI, que trabajaba en "casos especiales" para Austral Construcciones y negó que Báez fuera el dueño de la firma Helvetic, una "sociedad suiza inversora de capital", según él mismo describió.

"Ya no está en el país". El secretario de Seguridad Interior, Gerardo Milman, aseguró ayer que su "hipótesis" es que Chueco "que ya no esté en el país".

"Mi hipótesis es que ya no esté en el país; estaría pensando en que ha cruzado la frontera, más que aparecer muerto", señaló Milman en relación al paradero de Chueco, al tiempo que negó las versiones que lo sindicaban sin vida: "No tenemos ninguna confirmación de que eso sea real".

Milman aseguró a una radio porteña que tras la denuncia de la desaparición la Justicia le solicitó al Ministerio de Seguridad que busque a Chueco, y admitió: "Sabemos que estuvo en Iguazú, hay bastante información sobre eso".

El funcionario nacional sindicó a Chueco como quien "firmaba los cheques de Austral Construcciones (la empresa de Báez)" y recordó que el fiscal Marijuan había pedido su indagatoria "pero lamentablemente nunca se lo convocó".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario