Política

Darán recompensa por pistas del fugado Corres

El gobierno nacional ofreció una recompensa para quienes aporten datos sobre el paradero del represor Julián Oscar Laucha Corres, quien se fugó de una unidad policial de Bahía Blanca el pasado sábado, según publicó ayer el Boletín Oficial.

Miércoles 30 de Julio de 2008

El gobierno nacional ofreció una recompensa para quienes aporten datos sobre el paradero del represor Julián Oscar Laucha Corres, quien se fugó de una unidad policial de Bahía Blanca el pasado sábado, según publicó ayer el Boletín Oficial.

  La resolución 2.018/08, firmada por el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, establece una recompensa de 150 mil pesos para quienes brinden datos que permitan la detención de Corres, según indica la ley 26.375, de fondo de recompensas.

  La medida agrega que tanto la información que se suministre como los datos del aportante "tendrán carácter secreto" y se mantendrán en "la más absoluta reserva".

  Por su parte, el fiscal federal general de Bahía Blanca, Omar Cañón, y el fiscal Antonio Castaño giraron la causa por la fuga de Corres al juez subrogante Eduardo Tentoni, quien en las próximas horas llamará a declarar a los dos policías federales detenidos en el marco de la investigación.

  Tentoni reemplaza al juez federal Alcindo Alvarez Canale, quien se halla de licencia y será el encargado de analizar la causa de la fuga de Corres , quien se desempeñó en el centro clandestino de detención conocido como La Escuelita, ubicado en el Comando del V Cuerpo del Ejército de Bahía Blanca durante la última dictadura militar.

  "Estamos a la espera de que el juez subrogante llame a declarar a los dos policías detenidos y que desempeñaban sus funciones en la delegación de Bahía Blanca", afirmó el fiscal Castaño.

  Se trata del inspector Juan Carlos Lastra y el cabo primero Pablo Carvajal, quienes estuvieron de guardia el día en que Corres escapó de la delegación de la Policía Federal.

  "Con todos los elementos que fueron secuestrados de la delegación policial y de los allanamientos realizados en las viviendas de los policías se giró la causa de evasión de Corres al juez Tentoni", agregó Castaño.   

  Debido a la fuga de Corres, 11 efectivos de la Policía Federal de Bahía Blanca fueron relevados de sus cargo y dos de ellos quedaron detenidos.

 

Sesiones de tortura. "Corres participaba activamente en las sesiones de tortura", aseguró ayer Patricia Chabat, una de las sobrevivientes de La Escuelita, al tiempo que advirtió que el represor "es peligroso" y no dudó en que hubo complicidad policial en el escape.

  Chabat tiene 52 años y a los 20 estuvo detenida en La Escuelita. Está convencida de que la fuga de Corres fue posible porque hubo connivencia policial y advirtió sobre el peligro de que el militar esté prófugo. "Es un asesino, hay que encontrarlo y hacer que caiga sobre él todo el peso de la ley", reclamó la mujer. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario