Política

Cruce con EEUU: el gobierno salió a pegarle al enviado de Obama

El diferendo diplomático entre EEUU y Argentina volvió a tener remezones ayer, cuando ministros del gobierno salieron a desacreditar al funcionario de la administración de Barack Obama, Arturo Valenzuela, por tener "preconceptos" acerca de una supuesta situación de inseguridad jurídica en el país y por "tan poco conocimiento de la realidad" del país, y el propio Valenzuela, desde Uruguay, se vio obligado a aclarar sus dichos, que "no necesariamente" —dijo— reflejan su pensamiento, sino lo que "manifiestan los empresarios".

Viernes 18 de Diciembre de 2009

El diferendo diplomático entre EEUU y Argentina volvió a tener remezones ayer, cuando ministros del gobierno salieron a desacreditar al funcionario de la administración de Barack Obama, Arturo Valenzuela, por tener "preconceptos" acerca de una supuesta situación de inseguridad jurídica en el país y por "tan poco conocimiento de la realidad" del país, y el propio Valenzuela, desde Uruguay, se vio obligado a aclarar sus dichos, que "no necesariamente" —dijo— reflejan su pensamiento, sino lo que "manifiestan los empresarios".

Tras su breve estadía en Buenos Aires, Valenzuela (secretario de Asuntos Hemisféricos del gobierno de EEUU) dejó una bomba y siguió su gira por la región (voló a Uruguay): "Escuché preocupación por la inseguridad jurídica y el manejo económico. Y preocupaciones acerca de que, a menos que haya algunos cambios, no podrán realizarse las inversiones que ellos (los empresarios) planean".

Eso fue el miércoles a la noche. La Casa Rosada reaccionó: "Argentina vive una etapa de plena garantía institucional y jurídica y dejó atrás la etapa en la que venía un funcionario de otro país a decir lo que había que hacer", le espetó el ministro del Interior, Florencio Randazzo (también sus críticas la Cancillería y el Ministerio de Justicia).

Ayer el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que el responsable del gobierno de EEUU para América latina, se maneja con "preconceptos" y recordó sus pasadas críticas a algunas democracias latinoamericanas.

"Ha sido crítico de varias democracias latinoamericanas por una supuesta falta de credibilidad y decadencia", señaló Fernández, quien recordó que durante una conferencia que brindó en 2006 en el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales ya manifestaba que el manejo de la deuda había generado "desconfianza y reticencia para invertir porque se percibe cierta inseguridad jurídica".

"Si esto lo dijo en 2006, entonces no estamos hablando de una expresión, que pueden habérsela dado perfectamente los empresarios americanos, sino que forma parte de sus preconceptos antes de llegar al país, y eso es mucho más delicado", aseveró Fernández.

De oídas. Con estas expresiones el jefe de Gabinete fue más allá de los dichos de Valenzuela en Buenos Aires: cuestionó la justificación que ensayó en Montevideo. Allí dijo: "A lo único que me referí, de pasada, fue lo que me comentaron algunas personas. Reflejé eso que me dijeron, y no es lo que yo necesariamente pienso".

En tanto desde Copenhague (Dinamarca), el canciller Jorge Taiana lamentó que Valenzuela "demuestre tan poco conocimiento de la realidad de Argentina".

Taiana aseguró que "las declaraciones de Valenzuela han sido poco afortunadas, y menos afortunada aún la mención del período de la presidencia de (Carlos) Menem como un período de gran auge, cuando era exactamente el momento en que el país se dirigía como un tren sin freno hacia la crisis más grande de su historia".

"No hay reclamos concretos de empresas, o problemas. Ciertamente, no lo hay para las cerca de 500 empresas norteamericanas que hay en la Argentina, algunas con más de 100 años. Lamento que Valenzuela demuestre tan poco conocimiento de la realidad de la Argentina" concluyó el canciller.

Binner. El gobernador santafesino, Hermes Binner, aprovechó el cruce entre la Casa Blanca y la Rosada para referirse a la realidad de su provincia. Interrogado sobre los dichos de Valenzuela respecto de la "seguridad jurídica", respondió: "En toda la provincia nos están planteando exactamente el mismo problema", y resaltó que "hoy el sector empresario tiene liquidez, no tiene endeudamientos, pero no tiene confianza".

"El problema de la inseguridad jurídica es un problema que en Santa Fe nos plantean los empresarios de punta a punta", aseguró el mandatario socialista ayer, en una exposición en la Casa de Santa Fe en Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS