Política

Cristóbal López fue llevado a Ezeiza y De Sousa a Marcos Paz

Tras el fallo de Casación, los empresarios volvieron al lugar de detención de donde fueron liberados en marzo. La Casa Rosada celebró la medida

Domingo 29 de Abril de 2018

El dueño del Grupo Indalo, Cristóbal López, y su socio, Fabián de Sousa, fueron trasladados ayer a los penales de Ezeiza y Marcos Paz, respectivamente, tras el fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que revirtió sus excarcelaciones en la causa que investiga la falta de pago de 8.000 millones de pesos en impuestos al expendio de combustibles.

   Tras entregarse y pasar la noche en el Edificio Centinela, de la Gendarmería, los empresarios regresaron a los complejos penitenciarios en los que habían estado detenidos entre el 20 de diciembre y el 16 de marzo pasado.

   López y de Sousa están acusados de defraudación a la administración pública por el no pago del impuesto al expendio de combustibles por un monto superior a los 8.000 millones de pesos. Habían recuperado la libertad beneficiados por un fallo de la Sala I de la Cámara Federal, que había cambiado la carátula de la causa a "apropiación indebida de tributos".

   La decisión de volver a detener a los empresarios fue tomada anteayer por la mayoría conformada por los votos de los jueces Gustavo Hornos y Eduardo Riggi, quienes integran la Sala I, junto con la jueza Ana María Figueroa, que votó en disidencia.

   En su fallo, los magistrados remarcaron que los imputados habrían desviado entre mayo de 2013 y noviembre de 2015 millonarias sumas de dinero que la empresa Oil Combustibles debía entregar a la Afip en concepto de impuesto a los combustibles líquidos, utilizándolas para financiar al grupo empresario denominado Grupo Indalo.

Conformidad del gobierno

Ayer el gobierno, a través del jefe de Gabinete, Marcos Peña, celebró "la toma de conciencia" de la Justicia por haber vuelto a encarcelar a los empresarios.

   Peña subrayó que "lo importante es que el propio proceso judicial pudiera avanzar y tener mucha claridad en los argumentos y las cosas que hace", aunque buscó tomar distancia de la decisión de Casación al afirmar que "es un tema de la Justicia".

   De todos modos, remarcó que "evidentemente, la liberación (en marzo de ambos empresarios) surgió en un contexto de muchísima polémica y dudas" y recordó que "incluso el propio presidente (Mauricio Macri) se expresó al respecto", en disconformidad con aquella determinación.

   Por su parte, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, sostuvo que "la decisión de ayer (viernes) es correctiva en el sentido adecuado para volver las cosas a su lugar" y deseó que "haya un avance rápido y esto vaya a juicio".

   Además, se quejó del anterior fallo, que había beneficiado a López y a De Sousa al cambiar a "apropiación indebida de tributos" la primera carátula de la causa: "defraudación a la administración pública".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario