Política

Cristina volvió con homenajes al Gaucho Rivero y la gesta de "los Cóndores"

La presidenta se mostro recuperada tras el reposo por lipotimia. Homenajeó a un grupo de jóvenes militantes que aterrizaron en las islas Malvinas en 1966 y enarbolaron banderas argentinas.

Viernes 24 de Agosto de 2012

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recordó hoy al grupo de jóvenes militantes, obreros y sindicalistas, que el 28 de septiembre de 1966 desvió un avión de Aerolíneas Argentinas y aterrizó en las islas Malvinas,  donde durante 36 horas hicieron flamear siete banderas argentinas.

En el marco de un acto de homenaje a Antonio “El Gaucho”  Rivero, un peón de campo que lideró el 26 de agosto de 1833 un  alzamiento contra la ocupación británica de las islas, la  Presidenta mostró un sombrero que le dió “en custodia” una de las  integrantes del grupo, María Cristina Verrier, que contenía las  banderas que se enarbolaron en las islas, que en total fueron siete.

Cristina detalló que, como Verrier se lo pidió en una carta y  personalmente durante una reunión que mantuvieron en la residencia  de Olivos, una de las banderas “ya está con él”, en el mausoleo que  guarda los restos del ex presidente Néstor Kirchner en Río  Gallegos.

En tanto, la Presidenta señaló que otra de las banderas “irá  a la Virgen de Itatí, en Corrientes como me pidió María Cristina”.

“El resto de las banderas van a ir una al Museo de las  Malvinas que vamos a inaugurar el año que viene; otra al Museo del  Bicentenario; otra para el Patio Malvinas Argentinas que está aquí  (en la Casa de Gobierno) y otra tiene que estar en el Congreso  Nacional”, precisó.

Agregó que “la séptima, por pedido mio, irá a la Catedral de  Luján, consagrada a la Virgen de Luján que es la patrona de todos los argentinos”.

El miércoles 28 de septiembre de 1966 un grupo de 18 jóvenes  tomaron el control del vuelo 648 de Aerolíneas Argentinas, que había despegado del aeroparque Jorge Newberry hacia Río Gallegos,  en lo que fue el inicio del Operativo Cóndor.

Dardo Cabo, en ese momento de 25 años, quien diez años  después, durante la dictadura militar, fue asesinado, fue el jefe del comando.

Lo secundaron Alejandro Giovenco, María Cristina Verrier,  Ricardo Ahe, Norberto Karasiewicz, Aldo Omar Ramírez, Juan Carlos  Bovo, Pedro Tursi, Ramón Sánchez, Juan Carlos Rodríguez, Luis  Caprara, Edelmiro Jesús Ramón Navarro, Fernando José Aguirre,  Fernando Lisardo, Pedro Bernardini, Edgardo Salcedo, Víctor  Chazarreta y el director del diario Crónica, Héctor Ricardo García.

En Puerto Rivero -después sería Puerto Argentino- Dardo Cabo  firma el siguiente comunicado: “Operación Cóndor cumplida.  Pasajeros, tripulantes y equipo sin novedad. Posición Puerto  Rivero, Islas Malvinas, autoridades inglesas nos consideran  detenidos. Jefe de Policía e Infantería tomados como rehenes por  nosotros hasta tanto gobernador ingles anule detención y reconozca  que estamos en territorio argentino”.

Los jóvenes descendieron del avión y desplegaron siete  banderas argentinas: cinco en los alambrados, una en el avión y  otra en un mástil.

La nave fue rodeada por varias camionetas y más de cien  isleños, entre soldados y milicianos de la Fuerza de Defensa.

El 30 de septiembre, tras permanecer en el avión y luego de  muchas negociaciones, los jóvenes abandonaron la nave siempre y  cuando fueran acogidos por las autoridades de la Iglesia Católica  de las islas, y así fue.

El viaje desde las Malvinas hasta Tierra del Fuego se  extendió desde las 19:30 del 1 de octubre hasta las 3 de la mañana  del 3 de octubre, cuando llegaron a Ushuaia. Luego vino un proceso  judicial por parte del gobierno de facto de Juan Carlos Ongania.

Quince de ellos fueron dejados en libertad luego de nueve  meses de prisión, en tanto Cabo, Giovenco y Rodríguez permanecieron  tres años en prisión debido a sus antecedentes políticos como  militantes de la Juventud Peronista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario