Política

Cristina viaja a la cumbre del Mercosur en Brasilia

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner llegará esta tarde a Brasil para participar mañana de la histórica cumbre del Mercosur que convertirá a Venezuela en el primer país que se sumará al bloque desde su fundación en 1991.

Lunes 30 de Julio de 2012

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner llegará esta tarde a Brasil para participar mañana de la histórica cumbre del Mercosur que convertirá a Venezuela en el primer país que se sumará al bloque desde su fundación en 1991.

A 22 años de su creación, el 26 de marzo de 1991 en Paraguay, el bloque incorporará al país caribeño, lo que le permitirá concentrar a la alianza continental casi tres cuartas parte del PBI de América del Sur, con una población de más 250 millones de habitantes.

Además permitirá al Mercosur contar con un socio estratégico en materia energética, lo que posicionará a la región en este contexto de crisis internacional donde los países de América del Sur intentan que esta situación tenga el menor impacto en sus economías.

De este modo, el proceso iniciado el 4 de julio de 2006 cuando se firmó en Caracas el Protocolo de Adhesión culminará con la incorporación de Venezuela, pero tendrá otros pasos para la adecuación de ese país a las normativas del bloque regional en materia arancelaria.

La reunión especial del bloque regional se concretará el martes en el Palacio Itamaraty y allí la presidenta pro tempore, Dilma Rouseff, recibirá a sus pares de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; de Uruguay, José Mujica, y Hugo Chávez, quien la semana pasada confirmó su asistencia a deliberación.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajará a la tarde con destino a Brasilia, junto al canciller Héctor Timerman; el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro.

De este modo, los presidentes cumplirán con la resolución que adoptaron en la reunión cumbre del Mercosur realizada el 28 y 29 en Mendoza, en cuyo transcurso decidieron incorporar a Venezuela como miembro pleno del bloque regional.

En esa ocasión Cristina, Mujica y Rousseff decidieron aceptar la incorporación de Venezuela y realizar una reunión especial que se hará mañana en Brasilia para formalizar la admisión del país caribeño.

Así, el bloque regional fundado en 1991 por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, éste último ahora suspendido por la violación a la cláusula democrática del Protocolo de Ushuaia, tras el golpe institucional contra Fernando Lugo, tendrá cinco miembros. Actualmente tiene como países asociados a Bolivia, Chile, Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela.

Cristina dijo que "los presidentes adoptamos esta decisión que es un gran honor y una gran responsabilidad", y destacó que "estamos convocando a toda la región a una unión mas amplia, para enfrentar una crisis internacional" que tenga el "menor impacto posible"

La incorporación de Venezuela al Mercosur obligará al país caribeño a tener que adecuar sus normas arancelarias para que se puedan compatibilizar con las disposiciones del bloque regional. Por ese motivo, en Caracas se han realizado la semana pasada las primeras reuniones entre una delegación de funcionarios brasileños y venezolanos a fin de avanzar en los procesos de integración.

Limar asperezas. Cristina aprovechará la reunión para entrevistarse con el uruguayo Mujica con quien tratará la controversia suscitada entre los dos países en torno a la licitación para el dragado del canal Martín García, en el río de la Plata, en el que se difundieron sospechas de coimas a favor de una empresa argentina.

La propia mandataria en su diálogo con la prensa confió que "seguramente" se encontraría con Mujica en Brasilia para abordar la cuestión del contrato de estas obras, que necesita Uruguay para modernizar el puerto de Montevideo.

El jueves, el mandatario uruguayo había reconocido que en la relación con el gobierno kirchnerista se tragó "culebras y sapos" para mantener "el trabajo de los uruguayos".

"Cada vez que tenemos bronca y peleas (con Argentina) lo único que hacemos es perder. ¿Entonces cuál es el camino?", se preguntó Mujica, en medio del cortocircuito que se generó entre ambos países por supuestas irregularidades en el contrato para el dragado del canal binacional Martín García.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario