Política

Cristina suspendió la actividad presidencial de hoy por un cuadro de hipotensión arterial

La jefa de Estado que tenía previsto encabezar un acto en la localidad bonaerense de San Justo permanece en la Residencia de Olivos. La Unidad Médica Presidencial dio a conocer un breve comunicado dando cuenta de la novedad sin hacer otro tipo de especificaciones.  

Martes 11 de Octubre de 2011

La presidenta Cristina Fernández “presentó un cuadro de hipotensión arterial por lo cual se le recomendó suspender toda su actividad de la jornada”, se informó oficialmente en la Casa de Gobierno.

La jefa de Estado que tenía previsto encabezar un acto en la localidad bonaerense de San Justo permanece en la Residencia de Olivos.

La Unidad Médica Presidencial dio a conocer un breve comunicado dando cuenta de la novedad sin hacer otro tipo de especificaciones. En lo que va del año es la tercera vez que suspende actividades por problemas de salud.

El comunicado de la Unidad Médica Presidencial, a cargo del doctor Marcelo Ballesteros, fue muy escueto: “En el día de la fecha, la Señora Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, presentó un cuadro de hipotensión arterial, por lo que se le recomendó suspender toda su actividad de la jornada”, sin hacer ninguna otra consideración.

No es el primer episodio de este tipo que sufre la jefa del Estado que tiene tendencia a la baja presión arterial, “hipotensión crónica”, como ella misma lo explicó tiempo atrás en un discurso. La intensa agenda de la mandataria, que incluye gran cantidad de actos públicos fuera de la Casa de Gobierno y numerosos viajes semanales a distintos puntos del país es habitualmente la causa del malestar.

En el entorno presidencial se comenta que era notorio el cansancio que la venía afectando desde hace semanas pero no hicieron cambios en la agenda. “Parece que ninguno puede hacer campaña por mérito propio, todos quieren que ella esté en su provincia, en su municipio, todos se cuelgan de sus polleras”, comentó muy enojado a esta agencia un colaborador directo de la jefa del Estado.

Cristina Fernández, que aunque pasó el fin de semana largo en Santa Cruz, “no descansó porque nunca termina de desenchufar el teléfono y la llaman en forma permanente”, señaló esa misma fuente, tenía previsto hoy encabezar un acto público en la localidad bonaerense de San Justo. Mañana, si los médicos no deciden lo contrario, presidirá otro en Tortuguitas y el jueves uno en Florencio Varela.

El 25 de enero último y a causa del intenso calor, la mandataria se descompensó mientras estaba en su despacho de la Casa de Gobierno y debió retirarse hacia la residencia de Olivos por un cuadro “de deshidratación e hipotensión”, dijeron los médicos.

En abril, debió suspender una visita oficial a México por la misma causa, en mayo suspendió otro a Paraguay presumiblemente por la misma razón, aunque en aquel momento no se dio información oficial.

En junio, los médicos le prohibieron viajar en avión a Paraguay a raíz de un fuerte golpe en la cabeza que había sufrido al tropezar durante la inauguración de obras en la Fundación Leloir.

Previamente, el 25 de octubre de 2010, le fue prescripto descanso por 48 horas por una gripe viral, con anginas y dolores articulares y en enero del 2009 pasó casi una semana de reposo y sin actividad pública por decisión del médico presidencial tras sufrir un cuadro de lipotimia severo. Esta circunstancia la obligó a postergar una semana la visita que tenía previsto realizar a Cuba y Venezuela.

Fue en aquella oportunidad que la propia presidenta se encargó de explicar los alcances de su malestar al aclarar que sufre de “hipotensión crónica” una definición que ninguno de los comunicados sobre su salud habían señalado nunca.

Un cuadro de presión baja o hipotensión ocurre cuando la presión arterial de una persona, durante, o bien después de cada latido cardíaco, es mucho más bajo de lo usual, hecho que provoca síntomas tales como mareos o vértigo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario